Category Archives: Cuentos

Cuatro historias de fantasmas… de Dickens

  El pez de oro Nunca se le dedica el tiempo suficiente a Dickens, pero la culpa la tiene él, que escribió una obra tan inmensa. Por eso elegí estos cuentos de fantasmas. Pensé: algo sencillo, fácil de leer, incluso

Cuatro historias de fantasmas… de Dickens

  El pez de oro Nunca se le dedica el tiempo suficiente a Dickens, pero la culpa la tiene él, que escribió una obra tan inmensa. Por eso elegí estos cuentos de fantasmas. Pensé: algo sencillo, fácil de leer, incluso

Fantasmas enamorados… (Para leer al anochecer, de Dickens)

  Los fantasmas de Dickens surgen sobre todo del pasado. Muchos de ellos aparecen como fuerzas de reparación. Ayudan a arreglar algo que se ha torcido en la realidad, o encarnan historias morales y de redención.No dan miedo, son espíritus benéficos,

Fantasmas enamorados… (Para leer al anochecer, de Dickens)

  Los fantasmas de Dickens surgen sobre todo del pasado. Muchos de ellos aparecen como fuerzas de reparación. Ayudan a arreglar algo que se ha torcido en la realidad, o encarnan historias morales y de redención.No dan miedo, son espíritus benéficos,

Y en marzo, en busca de fantasmas con Dickens

  Charles Dickens, 1812-1870 “El que nunca ha visto la penumbra nunca ha visto el sol” – G. K. Chesterton ¿Qué son los fantasmas para Dickens? ¿Seres imaginados? ¿Habitantes de los sueños? ¿Obsesiones? ¿Heridas del pasado? ¿Premoniciones? ¿Por qué aparecen?

Y en marzo, en busca de fantasmas con Dickens

  Charles Dickens, 1812-1870 “El que nunca ha visto la penumbra nunca ha visto el sol” – G. K. Chesterton ¿Qué son los fantasmas para Dickens? ¿Seres imaginados? ¿Habitantes de los sueños? ¿Obsesiones? ¿Heridas del pasado? ¿Premoniciones? ¿Por qué aparecen?

¿QUERÉIS CHOCOLATE?

      Y con aquella cuerda hemos tejido finalmente una red, eso que llaman familia.   Testigo de ello, testigos de ellos, haciendo recuento, resumiendo una vida, a la espera de una visita. Abuelos, sinónimos de permanencia, y casi

¿QUERÉIS CHOCOLATE?

      Y con aquella cuerda hemos tejido finalmente una red, eso que llaman familia.   Testigo de ello, testigos de ellos, haciendo recuento, resumiendo una vida, a la espera de una visita. Abuelos, sinónimos de permanencia, y casi

SEGURO QUE NO SABE NI LLORAR

    "El baile" es el siguiente relato que comentamos de Karmele Jaio. Tiene el ritmo de la vida.   Aquella niña, que bien podía ser Amina, ha crecido, y la cuerda que nos unía, atraviesa ahora un abismo. ¿Cómo

SEGURO QUE NO SABE NI LLORAR

    "El baile" es el siguiente relato que comentamos de Karmele Jaio. Tiene el ritmo de la vida.   Aquella niña, que bien podía ser Amina, ha crecido, y la cuerda que nos unía, atraviesa ahora un abismo. ¿Cómo

SIEMPRE SUJETAS UNA CUERDA QUE TE CONDUCE HASTA TUS HIJOS

Ecografías es un relato que nació para una publicación colectiva llamada “Historias del 8 de marzo” y abre “Heridas Crónicas”, el libro  de Karmele Jaio que comentamos este noviembre.   Cuenta la historia de una mujer que emprende un viaje

SIEMPRE SUJETAS UNA CUERDA QUE TE CONDUCE HASTA TUS HIJOS

Ecografías es un relato que nació para una publicación colectiva llamada “Historias del 8 de marzo” y abre “Heridas Crónicas”, el libro  de Karmele Jaio que comentamos este noviembre.   Cuenta la historia de una mujer que emprende un viaje

Regreso a Babilonia (Fitzgerald, y III)

Nos preguntábamos si habría una segunda oportunidad para Nelson y Nicole. Una posible respuesta la encontramos en este cuento, que se puede leer como una continuación de la historia de Nelson. Ahora se llama Charlie, tiene 35 años y regresa

Regreso a Babilonia (Fitzgerald, y III)

Nos preguntábamos si habría una segunda oportunidad para Nelson y Nicole. Una posible respuesta la encontramos en este cuento, que se puede leer como una continuación de la historia de Nelson. Ahora se llama Charlie, tiene 35 años y regresa