Category Archives: Heridas crónicas

¿QUERÉIS CHOCOLATE?

      Y con aquella cuerda hemos tejido finalmente una red, eso que llaman familia.   Testigo de ello, testigos de ellos, haciendo recuento, resumiendo una vida, a la espera de una visita. Abuelos, sinónimos de permanencia, y casi

¿QUERÉIS CHOCOLATE?

      Y con aquella cuerda hemos tejido finalmente una red, eso que llaman familia.   Testigo de ello, testigos de ellos, haciendo recuento, resumiendo una vida, a la espera de una visita. Abuelos, sinónimos de permanencia, y casi

SEGURO QUE NO SABE NI LLORAR

    "El baile" es el siguiente relato que comentamos de Karmele Jaio. Tiene el ritmo de la vida.   Aquella niña, que bien podía ser Amina, ha crecido, y la cuerda que nos unía, atraviesa ahora un abismo. ¿Cómo

SEGURO QUE NO SABE NI LLORAR

    "El baile" es el siguiente relato que comentamos de Karmele Jaio. Tiene el ritmo de la vida.   Aquella niña, que bien podía ser Amina, ha crecido, y la cuerda que nos unía, atraviesa ahora un abismo. ¿Cómo

SIEMPRE SUJETAS UNA CUERDA QUE TE CONDUCE HASTA TUS HIJOS

Ecografías es un relato que nació para una publicación colectiva llamada “Historias del 8 de marzo” y abre “Heridas Crónicas”, el libro  de Karmele Jaio que comentamos este noviembre.   Cuenta la historia de una mujer que emprende un viaje

SIEMPRE SUJETAS UNA CUERDA QUE TE CONDUCE HASTA TUS HIJOS

Ecografías es un relato que nació para una publicación colectiva llamada “Historias del 8 de marzo” y abre “Heridas Crónicas”, el libro  de Karmele Jaio que comentamos este noviembre.   Cuenta la historia de una mujer que emprende un viaje

Y EN NOVIEMBRE… “HERIDAS CRÓNICAS” DE KARMELE JAIO

    Llego un poco tarde, lo sé, pero estoy segura, eso también lo sé. Es probable que nuestra vida esté compuesta de multitud de relatos que nunca lleguemos a escribir. Pequeñas y compactas historias que atesoran un sentimiento. Por

Y EN NOVIEMBRE… “HERIDAS CRÓNICAS” DE KARMELE JAIO

    Llego un poco tarde, lo sé, pero estoy segura, eso también lo sé. Es probable que nuestra vida esté compuesta de multitud de relatos que nunca lleguemos a escribir. Pequeñas y compactas historias que atesoran un sentimiento. Por