Dorothy en el país de las injusticias

Leed, ahogaros con Dorothy, agobiaros como ella, porque sólo así… la huída será más dulce.

Orwell nos ahorra el relato de la heroína que escapa de su agobiante situación, Dorothy se despierta, directamente, en otro lugar.


“¡Pues claro, he perdido la memoria!”


La novela parece seccionada, un salto mortal, hacia delante, y sin red. Pero hacen falta tan solo un par de páginas para recuperarse del golpe, y cual Alicia en el País de las Maravillas, Dorothy se adentra en otra historia. Esta será una historia de pobreza y duro trabajo, olvidará su pasado pero descubrirá la picardía de la necesidad y la dulzura de la amistad.


Si la recogida de lúpulo os ha parecido un infierno, Orwell tratará de hacernos ver que era todo un lujo en una época y un lugar donde el trabajo escasea. El verdadero infierno empieza cuando tu cuerpo agoniza ante la falta de alimento y el frío. Otro salto mortal y la locura a la vuelta de la esquina del capítulo 3.

“Pasarse la vida al aire libre sin estar bajo techo más que una hora o dos nubla tus sentidos como una fuerte luz que te diera en la cara o un ruido que te retumbase en el oído. Uno actua, hace planes, sufre, y al mismo tiempo es como si todo estuviee desenfocado, y fuese un poco irreal. El mundo, exterior o interior, se adelgaza hasta adquirir casi la vaguedad de un sueño”


¿Qué os parece? Esta descripción parece posible únicamente fruto de la experiencia, ¿no? Esto sí es puro Orwell, el tortuoso camino de la reivindicación, el compromiso moral con la denuncia, el reflejo de la injusticia más sangrante, el hambre. Él mismo dejó constancia de sus intenciones en “Por qué escribo” (altamente recomendable), que se convertirían en el objetivo de sus obras posteriores:


Cuando me siento para escribir un libro, no me digo: ‘Voy a crear una obra de arte’. Lo escribo porque hay una mentira que quiero poner en evidencia, un hecho sobre el cual quiero atraer la atención, y mi primera preocupación es que se me escuche”.

 

Me encantó el segundo capítulo. Pero el tres, el tres nos transporta, en brazos del dios Momo, hasta el punto central de este libro, haciendo una teatral reverencia. Dorothy ahora es libre pero… ¿conseguirá encontrar el camino de baldosas amarillas para salir de ésta?

 

 

* El fotograma corresponde, claro está, a Tiempos Modernos.

5 comments

  1. Chusigoza

    Yo sigo espeluznada (¿existirá esta palabreja?) con la vida de esta mujer. Esta historia la coge un venezolano que yo me sé y hace un culebrón de cuidado. 
    Pasado el capítulo 3, todavía halla Dorothy más dificultades e intenta crecerse ante ellas, pero los personajes ruines y miserables que la rodean casi la vencen. Me faltan poco más de 30 páginas para acabar la novela y todavía me cuesta pensar que la acción transcurre en los años 20 del siglo XX y no en la época de Dickens. 
    Si su vida con su padre era dura, la etapa de la recogida de lúpulo, la del vagabundeo por Londres y su etapa docente son de aúpa. Si un extraterrestre leyera esta novela, pensaría cuán poco de humanidad queda en la Tierra…

    • @fvernalte

      Impresiona el sufrimiento de Dorothy como el de los recolectores de lupo, el de los vagabundos. Una vida aparentemente tan lejana en el tiempo y que nos devuelve a una realidad, más cercana, la de estos años un tanto convulsos que nos están tocando vivir, en la que vemos tambalearse ese estado de bienestar que considerábamos ya eterno:-(
      Y demoledora la calumnia gratuita y dañina de la señorita Evelina Semprill destrozando vidas ajenas. El párrafo del “Pippin’s Weekly” nos transporta a ese vértigo y sudor que tuvo que sentir Dorothy al leer la descripción de su ficticia huida con Warburton, narrada con detalles por Semprill.
      Se me hace incluso raro la continua mención de Orwell en la novela de la biblioteca como fuente de recursos: para que los pobres puedan leer los periódicos, para que puedan pasar un rato calientes y sin gastar, para sacar material para preparar las clases. Esa visión de la biblioteca, su necesidad y su papel social es muy anglosajona, en una novela española ni aparecería.
      A mí también me ha gustado mucho la frase que pone Karmele: “Pasarse la vida al aire libre sin estar bajo techo más que una hora o dos nubla tus sentidos como una fuerte luz que te diera en la cara o un ruido que te retumbase en el oído. Uno actua, hace planes, sufre, y al mismo tiempo es como si todo estuviee desenfocado, y fuese un poco irreal. El mundo, exterior o interior, se adelgaza hasta adquirir casi la vaguedad de un sueño”.
      Viendo cómo va el desarrollo de la novela, no me espero un final muy reconfortante, pero no se, a lo mejor me equivoco!

  2. idoiallano

    Hola:-) Me gusta ese país rígido que se encuentra en plena efervescencia de reivindicación obrera y como Orwell nos describe una clase rancia  encargada hasta el momento de cuidar las costumbres y moral de la comunidad que ha terminado perdiendo el tren de la justicia social y perdiendo a su comunidad: Los rectores anglicanos. No conocía y me ha venido bien indagar en la wikipedia sobre el anglocatolicismo como un movimiento de respuesta dentro de la iglesia anglicana que busca reconciliarse con el pueblo obrero acercándose al catolicismo? Muy interesante y parecido a fenómenos que describe también Blasco Ibañez para Bizkaia aunque de diferente manera y con mayor realismo ( ver por ejemplo El Intruso que se ambienta entre la margen derecha e izquierda de la ría) …
    Me ha gustado mucho también leer como se les cuela el paganismo en las iglesias anglicanas hasta el altar… a través de la fiesta de la cosecha y cómo el estúpido rector no sabe que es una de las maneras de reconciliarse y atraer hacia sí a la comunidad…
    Estoy disfrutando porque la traducción de Lumen está, creo, muy cuidada…Muchas gracias Karmele!

  3. Chusigoza

    Chicas, ¿qué pasa? ¿Estamos atascadas?

    • Karmele Aguayo

      Perdón, mea culpa!
      Más que un atasco ha sido un toro. Pensé que si lo dejaba todo por un tiempo, podía aprobar un examen, claro que, nunca debí dejar de leer las preguntas del examen! jejejeje
      ¿seguimos?

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: