¡UN DESASTRE! ¡ESTA NOVELA ES UN DESASTRE!

¡Un desastre!, ¡está novela es un desastre!: Tengo entendido que eso es lo que opinaba Orwell de esta novela. Me lo imagino frunciendo el ceño y diciendo "mmm… sí, pero no". Porque es cierto que las piezas encajan a duras penas, y que la brillantez de algunas hace mucha sombra a otras. Aún así a mi me encanta.


También hay quién dice que fue escrita con el objetivo de ganar dinero. Teniendo en cuenta que fue escrita alrededor de 1935, diez años antes que Rebelión en la granja,  y 15 años antes que 1984, está claro que aún no había dado con la fórmula.

Gracias a esas piezas que Orwell trata de unir en este libro, es muy fácil de diseccionar para traerla a nuestro sociedad. Será al final cuando estemos en situación de opinar sobre el conjunto…

De momento esta semana me gustaría que avanzásemos el primer capítulo. En él conoceremos a Dorothy, protagonista indiscutible, que vive en Suffolk, junto a su padre el pastor anglicano. Vosotros me direis a quién os recuerda más, a Tina o a Patty (nuestra disyunt¡va entre la protagonista de "Diario de un ama de casa desquiciada" y la de "Libertad"), o siacaso tenemos un nuevo modelo.

Sea como fuere, esta parte tiene reminiscencias victorianas en la escritura y en la temática. Representa una sátira perfecta de la sociedad inglesa, como es de esperar en Orwell. Dios y el  sentido del deber, el hambre, la estrechez de miras, y sobre todo, ya tenemos dama y ya tenemos villano. Leed, ahogaros con Dorothy, agobiaros como ella, porque sólo así…

 

(Como habreis adivinado, la ilustración es un fotograma de la película Jane Eyre.)

14 comments

  1. Chusigoza

    Lástima!! No leí "Libertad" y, por tanto, no puedo comparar con Patty. Pero creo que se aleja de Tina en cuanto que sus agobios eran de origen diferente, si bien ambas, Dorothy y Tina, viven bajo el yugo de hombres (marido o padre) que las consideran directamente ineptas. Tina deseaba un estatus social y un hombre que la amara como era, pero la encontré algo pasiva, siempre bajo las pautas marcadas por su marido.
    En cambio, Dorothy, al menos hasta la páginas 105, es una mujer activa, que hace más por su causa, que es la de su padre, que Tina. Ella sí comprende lo que su parroquia necesita de ellos, aunque sus acciones siempre están tamizadas por la religión. Pero tiene un afán de servicio a la comunidad del que Tina carecía por completo.

    • Karmele Aguayo

      Y tan tamizadas! lo de los autocastigos es bastante demencial. Sin duda el autor consigue su propósito, Dorothy nos parece una buena persona.

  2. Chusigoza

    Me olvidaba: desde luego, no tiene nada que ver con otras obras de Orwell

    • Karmele Aguayo

      Esa es una de las primeras sorpresas, ¿verdad?, Orwell se parece en esta novela mucho más a Dickens que a si mismo…

  3. Chusigoza

    Lo de los pìnchazos me dejó sin palabras. Espero su evolución a lo largo de la historia…

  4. Dorothy no me recuerda a ninguna de las dos. Las circunstancias ponen en valor nuestros actos. Ella no tiene las posibilidades que tenían las otras, ni debe respetar los logros que otras mujeres consiguieron a base de enfrentarse a toneladas de incomprensión… Dorothy no desperdicia las oportunidades que la vida le brinda, únicamente intenta sobrevivir como puede, con lo que sabe, con lo que intuye, con lo que le permiten y con lo que teme… y con más cosas que ahora no se me ocurren…
    Sí, si existe el término podríamos decir que es una novela dickensiana y si no existe deberíamos inventarlo, porque esta novela lo es 🙂

    • Karmele Aguayo

      Es cierto, Dorothy no se parece a ninguna de las dos, ha sido una comparación forzadísima, porque creo que ni siquiera va de mujeres la cosa. Esta vez va más allá, va a dar en el blanco de la injusticia social, del egoísmo vs. la infinita bondad de Dorothy, la antagonía que nos presenta Orwell nada más empezar el libro. Para mi la moraleja está clara, todo lo que el ser humano lleva al extremo es como poco, insano. Todos los que se aprovechan de Dorothy son unos gusanos, especialmente su padre. Pero cuando Dorothy lleva su benevolencia hasta el sometimiento total, no es mucho mejor, porque allana el camino para que la mezquindad campe a sus anchas. Así funciona la máquina del ser humano, siempre hay quien somete porque siempre hay quien se deja someter.

      • @fvernalte

        Bueno, chicas, por fin he conocido a Dorothy!. Cuando leí el post de Karmele, a parte de gustarme la foto de “Jane Eyre” -que por cierto os recomiendo la versión de la peli 2011- me vino a la memoria “las hijas del difunto Coronel” de K. Mansfield. De momento, la veo voluntariosa, quizá más por obligación, y aparentemente sometida al padre, pero aún no tengo muchas pistas para juzgar, así que sigo leyendo, y ya os contaré qué me parece Dorothy.

      • Karmele Aguayo

        pues corre, corre que te pillo!! Voy a por el siguiente post, pero solo si me prometes que tú no lo leeras aún… ¿Hecho?

  5. Francisca

    El mensaje de Orwell

    El optimismo de aquella gente martirizada por la guerra civil que describe el escritor inglés, se basaba en la confianza en el futuro y en esa sensación de que el mundo iba a convertirse en un lugar mejor. A partir de ahí, hay que empezar a fundar el porvenir

    http://elpais.com/elpais/2012/04/16/opinion/1334583076_613835.html
     

  6. idoiallano

    Hola:-) Pues reminiscencias victorianas tendrá, qué le vamos a hacer,  pero acude a la llamada de un sensualismo que me está gustando mucho. Una mujer de 29 años que , tal y como la presenta este primer capítulo no ha "visto" mucho mundo…pero cuyos sentidos de la vista y el olfato están hiperdesarrollados, casi como los de una persona con capacidad visual diferente. Cómo huele la casa al levantarse, cómo la iglesia…qué decir de la habitación donde duerme su padre! Qué ruidos hacen los vestidos y los cuerpos al moverse y cómo nos sitúan olores y ruidos en el mundo de Dorothy que además ha aprendido a evitar los obstáculos a tientas como los ciegos en un mundo que deben de saber de memoria…Me gusta!

    • Karmele Aguayo

      Me encantan los ojos que siempre consiguen ver algo más! A mi también me enganchó rápido la narración de Orwell en el primer capítulo. Orwell crea un gran personaje, no hay duda. Y lo mejor es ver crecer al personaje.

      • idoiallano

        Pues además, e hilando con tu certero apunte sobre aquellos que se dejan dominar: es, creo, arquetípico, el que las personas excesivamente sojuzgadas, desarrollen aquellos sentidos que el “amo” no puede controlar. Así , se dice en psicología y en psicoanálisis que en el origen de una situación de hipersensibilidad neurótica o lo que algunos llaman exceso de susceptibilidad, suele estar una situación de opresión…La que vive Dorothy nos la cuenta a través de sus sentidos Orwell: Muy bueno él y muy bueno tu apunte sobre la opresión.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: