¿QUERÉIS CHOCOLATE?

 

 

 

Y con aquella cuerda hemos tejido finalmente una red, eso que llaman familia.

 

Testigo de ello, testigos de ellos, haciendo recuento, resumiendo una vida, a la espera de una visita. Abuelos, sinónimos de permanencia, y casi siempre de paciencia. ¿Quién nos dió la libertad de entrar y salir de sus vidas? Seguramente ellos mismos.

 

Este relato me ha parecido un gran final. Es el último relato que quiero destacar de este libro de Karmele Jaio: Esto no es Hollywood. Esa es la vejez que me gusta imaginar, llena de vida pero con una serenidad desconocida. Y por supuesto, un sabio animal siempre cerca. ¿Os ha gustado? ¿Queréis chocolate?

 

* La pintura que ilustra el post es "La casa de la abuela", del pintor Nicolai Pozdneev.

2 comments

  1. Francisca

    Comentábais en el otro post que tanto Karmele como Txelo no leíais relatos, yo tampoco, prefería siempre las novelas, los relatos me desconcertaban en sus finales a veces tan bruscos, y no me atraían demasiado. Pero desde que no tengo casi tiempo para leer me he aficcionado un montón a los relatos, y cada vez me gustan más. Este libro de "Heridas crónicas" de Karmele Jaio me parece un libro genial, con unos relatos y una manera de escribirlos que nada tienen que enviadar a la literatura angloamericana.
    Están llenos de emociones, cargados de sentimientos,  y sobre todo, de vida, porque el día a día es así, nos imaginamos un suceso, una historia y le ponemos un final a nuestro gusto, pero luego, la realidad se impone, y muchas veces nos sorprende negativamente. Por eso sabemos que la "Esto no es Hollywood", que los finales pueden no ser felices, y que a veces, al abrir la puerta encontramos algo distinto de lo que estábamos esperando.

  2. Mari Carmen

    Se observa el día a día de dos personas solas y casi olvidadas que se van acercando muy poquito a poco y, cuando por fin deciden intentar pasar página y empezar a escribir la suya propia, la realidad y la casualidad llegan sin aviso confundiendo a nuestra protagonista y apagando su incipiente ilusión.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: