Regreso a Babilonia (Fitzgerald, y III)

She has only got me (E.A.)

Nos preguntábamos si habría una segunda oportunidad para Nelson y Nicole. Una posible respuesta la encontramos en este cuento, que se puede leer como una continuación de la historia de Nelson. Ahora se llama Charlie, tiene 35 años y regresa a París para reencontrarse con su hija. ¿Qué encontrará? ¿Ese nuevo comienzo  tan ansiado? ¿Podrá escapar de los fantasmas de su pasado?

 

Regreso a Babilonia (Babylon Revisited, publicado en el Saturday Evening Post el 21 de febrero de 1931) es el relato que el crítico Harold Bloom eligió de Fitzgerald para su canon del cuento contemporáneo.

 

6 comments

  1. Empezaré yo misma (es que me gusta comentar, ya sabéis… ;-)).

    La verdad es que me ha parecido un hermoso cuento, que se lee como si fuese un capítulo de una novela muy larga. Charlie Wales sale derrotado, es cierto, pero uno sabe que acabará consiguiendo lo que pretende. Me ha sorprendido el uso del diálogo como sustento de la acción (no me parecía que FSF fuese muy aficionado a ello), justo en una historia plagada de silencios, donde el autor nos va dejando pistas, pero somos nosotros los que debemos rellenar los vacíos e incluso imaginar el desenlace.

    Sé que va a sonar un poco raro, pero “técnicamente” me parece lo mejor que he leído de FSF hasta ahora; no es comparable en cuanto a emoción con El Gran Gatsby, pero en lo que hace referencia al manejo de la narrativa de la historia, le supera… ¡Genial el empleo que hace el protagonista de su dosis de alcohol diaria, como tortura necesaria para su alcohólica redención!… y a mí que Charlie me recuerda un montón a Francis… hmmm… esa historia de amor con Helen “hasta que ambos habían empezado tan insensatamente a abusar del amor del otro, a hacerlo trizas”… la niña… el descalabro económico… no sé…

    • idoiallano

      Estoy de acuerdo Francesca: Sin duda de los que llevamos comentando el cuento que más me ha gustado.

      Si no he entendido mal Charlie se hace rico a gracias a la crisis del 29, es decir, a costa de la grave crisis que afectaba a los demás. Su riqueza se construye sobre la vida de los otros.
      Primero de desconocidos afectados por la caída de la bolsa. Despúes Charlie arruina a su familia hasta sentirse culpable de la muerte de Helen, su mujer. Pierde la custodia de su hija.
      Lo pierde todo, también el dinero. Pero una vez más antes que la ruina económica lo que aterra del cuento es la ruina moral que ha destruido su vida y la de los que le rodean.

      Ahora bien, ¿no tiene derecho a la redención, a cancelar sus antecedentes, a la reinserción? 🙂

      No sé qué es más agobiante, si ser testigo como lo fue Marion de la vileza que acabó con su hermana, o ser testigos, como ahora lo somos nosotros, de la rigidez moral de Marion al no perdonar ni creer a Charlie

      Qué cárcel es Babilonia?

    • Enrique Arroyas

      Veo que estás de acuerdo con Harold Bloom, a quien también le parecía este cuento superior a El gran Gatsby. Yo, sin embargo, entre Jay Gatsby y Charlie me quedo con el primero. Hay una diferencia entre los dos: Jay Gatsby es una víctima de personas como Charlie. Y dices que Charlie recuerda a Fitzgerald. A mí me gusta pensar que que él tenía cosas de los dos, que tienen algo en común: sus historias son dos formas de desastre y fracaso vital. Los tres comparten algunos rasgos de carácter que no son ajenos a su fracaso: inmadurez, ingenuidad sentimental, una cierta tendencia a la falsedad y a ocultar la realidad sobre sí mismos. Me gusta mucho lo que has dicho sobre el valor de los silencios en este cuento, la atención al detalle para describir a los personajes y la utilización del diálogo. También me parece muy interesante la advertencia de Idoia sobre la ‘rigidez moral’ de Marion, ¡y qué bien contada está! (Con su miedo a la vida había construido un muro que ahora levantaba frente a Charlie). A su manera también ella fracasa emocionalmente. Volvemos como siempre a esa incapacidad de encajar en la vida tal con la medida de nuestras esperanzas. Quizá esa forma que tienen los personajes de mirar la distancia que los separa de lo que imaginan que sería o fue una vida buena es lo que inspira compasión hacia sus fracasos. Víctimas o verdugos, son como todos nosotros.

      • ¡Alto ahí! ¡yo también prefiero a Jay Gatsby!… ¡Charlie es un mustio!, solo digo que técnicamente el cuento me parece lo mejorcito de FSF.

        Tampoco creo que sea una historia de víctimas y verdugos… ¡es que la vida es así!, caerse y levantarse una y otra vez, reinventarse y volver a empezar es posible, pero nunca se hace desde 0, uno siempre arrastra lo que fue y así debe ser, porque incluso en el peor de los pasados habitan cosas maravillosas. Para Charlie su hija representa la posibilidad de una vida nueva y esa niña es producto, también, del pasado, nació de un amor destructivo y está destinada a reconstruir la vida de su padre… ufff… Este, como todos los escritos de FSF, es un cuento que rebosa lucidez.

        Y los demás ¿qué opináis?… vaaaaaa… ¡contádnoslo! 🙂

      • idoiallano

        Hola:-) Pues creo que a lo tonto a lo tonto entre swing, clarinete, martinis y bailes, Fitzgerald si nos va colando la crítica a una sociedad muy moralista y pacata. Y hablo de moralista en el peor sentido del término. Es decir, que hablo de sociedades en las que unos se convierten en verdugos morales gracias a su estatus de clase y otros son los heréticos viciosos o pobladores de los márgenes del sistema.
        Y no se parece en esto un poco a Oscar Wilde?

      • Sí, sí, sí, definitivamente sí… se parecen en que son dos pesos pesados… dos de los grandes. Hay un grupito pequeño de escritores que no puede mezclarse con el resto, ellos son superiores.
        Es que no puedo entretenerme, porque la memoria me tiene secuestrada estos días, pero hay que hablar de eso, chic@s, de cómo entienden la vida, de como nos la cuentan, de lo que hace que un escritor esté ahí arriba y del porque otros son buenos, pero… y del porque, con estos, no hay “peros” que valgan… Sigo trabajando… 😦

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: