Una historia IRANÍ

En esplendor el Oriente cruzó el Mar Mediterráneo. Si conoces las rimas de Calderón, tú debes conocer y amar a Hafiz

Johann Wolfgang Goethe

Irán, donde India y Oriente Medio confluyen, que ha bebido de todas las fuentes, hoy se muere de sed.

El mundo se globaliza, Irán se cierra en banda. Ese sería un resumido resumen al que le faltan las tres patas: la república islámica -establecida mediante revolución popular y cada vez menos república-, la mejor arma política de la historia, el petróleo, un interés vital de EEUU y el objeto de codicia de occidente, y sobre todo, el pueblo, un pueblo joven y desencantado que aún se lame las heridas de una guerra absurda.

A algunos iraníes nos gusta hacer cosas contradictorias (pág. 126)

Los tres caballos de batalla del sentido común y la disidencia dentro de Irán no tienen más remedio que ser: las mujeres, los jóvenes y los intelectuales. Precisamente, los tres clamores de Mandanipour en este libro, y omnipresente, ese enano jorobado que vigila desde todas partes, el enterrador en La lechuza ciega de Sadeq Hedayat.


La reivindicación de las mujeres en la boca de Sara, ¿qué me decis de ella? a mi me recuerda irremediablemente a Marjane, de Persepolis, que ya no es una niña y tampoco le dejan ser una mujer entera.

Respecto a los intelectuales, de sobra queda representada en el libro la creación como antítesis de la destrucción, la rabia, la fuerza creadora, el exilio… contra Goliat: básicamente el miedo de la gente y el Ministerio de Cultura y Orientación Islámica.

– Hermano, tenga la conciencia tranquila […] no he corrompido ningún alma. Todo lo contrario. Les enseño que todavía existe belleza en el mundo. La belleza del arte, la creatividad… (pág. 110)

Y los jóvenes, nacidos tras la revolución de 1979, a los que no es fácil cohesionar con engrudos que otrora funcionaron, como el Islam ideológico, por fin ávidos de cambios.

Mi primera reseña sobre este libro, en septiembre del año pasado, acabó con esta frase “Ojalá Foucault tuviera hoy una explicación para estas ironías de la Historia…” De alguna manera la explicación existía: que incluso la revolución es un proceso, y finalmente ha llegado a nuestros televisores… ¿Cuánto ha madurado el paradigma de la acción no violenta en los jóvenes iraníes? Esperemos que lo suficiente, Mandanipour tampoco parece tenerlo muy claro

Antes de empezar a golpear cabezas, los puños se levantan hacia el cielo, pero no se produce ningún milagro (pág. 11)

Y fuera de Irán, la guerra contra el terror = guerra por el petróleo = guerra por la energía, que enfrenta y enfrentará el mundo. Por un lado Irán, China y Rusia, y de la otra esquina del ring EEUU, Europa e Israel. Irán básicamente, molesta. Un estado tan compacto ideológicamente en torno a la religión, es el peor de los obstáculos para los objetivos estratégicos, ideológicos, energéticos y económicos del Gran Satán. Y ahora además desarrollando energía nuclear. Está por verse si eliminar el obstáculo pasa por destruir Irán, pero por si acaso la justificación ya se está elaborando y difundiendo… De este plato a mi parecer, Mandanipour come menos en este libro, pero se moja.

Después de mis explicaciones dirá: Vale, tuvieron ustedes un gran imperio con toda esa historia y una civilización llena de cultura, ciencia y arquitectura. Pero algo ha debido de ir mal para que su situación sea tan lamentable que les tengan que construir una planta nuclear los rusos. Si los rusos supieran construir reactores, la central de Chernóbil no habría estallado. (pág. 79)


Si a alguien le preocupa realmente lo que pasa en Irán o si a alguien le preocupa lo que pasa en Irán realmente, no lo sé, pero espero que ahora nuestro juicio de valor haya ganado algún argumento y seamos más capaces de distinguir el reflejo de las palabras envenenadas.

17 comments

  1. Karmele Aguayo

    Bueno, pues como nadie se anima, ahí voy yo!!

    A continuación os reproduzco la conversación que tuvo lugar en mi Facebook a cuenta de este post, que ahora que por primera vez en todo el día puedo pensar, me ha dado a pensar un par de cosas que, en realidad, tienen poco que ver con la conversación, que es solo otro de nuestros habituales intentos de arreglar el mundo.

    No le he pedido permiso a mi interlocutora porque es mi hermana pequeña, y de paso compruebo si se pasa por aquí alguna vez jeje

    ELENA: mira que no darme tiempo a leérmelo…cuando pasen estos agobios lo tengo que pillar… por cierto, la lucha de la que hablas entre EEUU, Europa e Israel VS Irán, China y Rusia? es del pasado no? De la época de la revolución?

    KAR sí? espérate y ya verás… a Asia se entra por Irán o por Rusia, están condenados a defenderse, Irán no es árabe y es el segundo exportador de petroleo, Rusia puede desarrollar energía nuclear… y en estos días las posiciones se están aclarando más que nunca

    ELENA ¿? pero hablas de la actualidad?

    KAR: ‎”Con China, otro de los votantes contra Irán, del Consejo de Seguridad Permanente de la ONU no tiene relevancia global puesto que China, compra petróleo y derivados a Irán, los chinos son uno de los mayores compradores de armas rusas y los… rusos son los mayores abastecedores de gas a Europa, además, es posible que, una vez en funcionamiento la central nuclear iraní, los chinos provean esa tecnología. El asunto de Washington, buscando frenar a Irán, no pasa por las armas nucleares iraníes, pasa para que Israel no pierda su hegemonía en parte del Medio Oriente.” http://www.aporrea.org/internacionales/a104168.html

    Lo primero que me ha sorprendido es el “viaje en el tiempo”… el pasado de Irán (que caminaba hacia las libertades) era mucho más futuro que su actual situación. ¿Qué ocurre en uno cuando miras atrás y no encuentras de dónde vienes?

    Y lo segundo que me ha dado por pensar, es una cualidad de la lectura que la hace más valiosa si cabe: puedes acercarte a un libro por la información que contiene (viajar a través de los libros, ratificar tus propias ideas, saber más en definitiva) o puedes buscar simplemente el deleite, el entretenimiento, la tranquilidad o la belleza de las palabras… pero lo realmente grande es que siempre siempre, te llevas el dos por uno!!

    Por eso este post quizá sea el más árido, porque conecta el libro con la realidad, pero creo que en un libro así hay que leer entre líneas… y porque yo soy de las de que siempre quiero saber más…

    • fvernalte

      Es curioso que el artículo “Con qué sueñan los iraníes” resulte tan actual estos días respecto al proceso de Egipto.

      • Karmele Aguayo

        pues sí, ni hecho a propósito hubieramos acertado más a leer este libro en semejante momento histórico. Y aunque se empeñen en decir que lo de Egipto no tiene nada que ver con Irán porque el poder de la religión no es el mismo en estos dos países, yo no puedo evitar encontrar mil similitudes… al fin y al cabo, la gente que se levantó contra el sha hace 30 años, no pensaba en la religión, pensaban en acabar con la injusticia y la miseria… y después apareció el ayatolah para dirigir ese pueblo hacia su propia, y más cruel aún, dictadura.

        Por eso, a pesar de la euforía popular de ver a un pueblo echar del poder a su opresor, sigo pensando que lo más delicado viene ahora…

      • fvernalte

        Sí, es la coincidencia de que de alguna manera EEUU les “de permiso” para liberarse y empezar una nueva etapa. Ahora a ver qué pasa, yo también creo que lo hacen pensando en la miseria y la injusticia, esperemos que en Egipto tengan mejor futuro…

      • Karmele Aguayo

        …y hablando de Egipto, otro de mis autores preferidos es Alaa Al Aswani. La idea de Egipto que tengo en la cabeza tiene mucho más que ver con sus libros que con los periódicos y el twitter de Bisbal… Quizá un libro suyo sea una buena próxima tortura colectiva en la sociedad literia [risa de bruja]…

  2. fvernalte

    Bueno, quizá porque todavía no he avanzado mucho en el libro diré que sobre la descripción física de los pernsonajes hay pocos rasgos. De Sara, sólo sé que tiene el pelo negro y largo, cosa que me imaginaba porque es lo más natural. En cuanto a que Sara sea mujer, joven e intelectual, bien, pero lo mismo, todavía no tengo criterios para saber qué va a hacer Sara. De momento se le ve avanzar con mucha cautela.
    Sobre este tema son interesantes las declaraciones realizadas por Shirin Ebadi que he puesto en el post anterior.
    Respecto a lo que llevo leído diría que predomina la parte de la censura y que parece una descricpión de lo que sucede a los autores, cineastas, artistas, en general, cuyas creaciones deben pasar por el filtro del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica.

    • Karmele Aguayo

      en el siguiente post creo que voy a hablar de Sara. A pesar de ser mujer y que al principio del libro me atraía su rebeldía… no acabé el libro empatizando demasiado con ella…

  3. Pues yo estoy absolutamente alucinada con la mente de los censores que aparecen en el libro (el ciego al que hay que contarle las películas ya es de traca…). ¿Quién puede escribir una historia de amor así?… bueno, ni de amor ni de nada, porque el abanico de situaciones censurables por esos tipos es increíble…

    Ahora bien, la novela está contada a trompicones, con tanta mezcla de análisis sociológico, saltos temporales y apariciones estelares del propio autor, la historia de amor se me está quedando en ná… en realidad no tengo ni siquiera claro que sea una historia de amor, de momento se han cruzado 3 palabras y poco más… no sé, ahí ando, intentando entender una mentalidad demasiado romántica para mi gusto… pero lucho por comprenderlo, sed indulgentes conmigo 🙂

    En breve más…

    • Karmele Aguayo

      Francesca!! lee el siguiente post, que acabo de publicarlo y me parece que hemos llegado a la misma conclusión!

      Respecto al censor, lo más terrible es que es tan real como que hasta 1994 el director de la censura cinematográfica en Irán era ciego, y lejos de parecerles absurdo, al designar a su sucesor, adoptaron el mismo método que utilizaba el ciego…

    • fvernalte

      Es que es historia de amor iraní:-)nada que ver con esas pelis que te ves de holibud!!.
      Menos mal que en esta aventura literaria de febrero nos guía Karmele, y gracias a sus explicaciones del mundo persa y árabe seguimos mejor la historia.
      A mí de todas formas, a veces me resulta claustrofóbico, tantas vueltas, tantos rodeos, tantas líneas tachadas…, y lo peor encima es cuando pienso que es real!

      • Karmele Aguayo

        se te ha olvidado decir: y la letra tan pequeña!!
        La verdad es que de los autores arabes y persas que he leido, Mandanipour es el que más difiere en la técnica de narración.
        Y también es cierto que éste es un libro peculiar a caballo entre el ensayo y la novela, esa fue una de las razones de la elección… la producción literaria es enorme, innovar no es fácil.
        A ti Francisca te gustará más Abdolah, estoy convencida.

      • fvernalte

        Bueno, sobre la letra ni te hablo…
        Me gusta el planteamiento del autor sobre la creación literaria, todo su esquema mental, sus diálogos con los personajes, lo que puede o no decir, sí me interesa mucho su juego creativo.
        Pero al final, veo que es casi como un documental, lejos de la novela. Es ir viendo poco a poco cómo se vive en un régimen tan hipercontralador, y eso, pensando que es real y cierto, es lo que me da una claustrofobia, bueno y una alegría de vivir aquí, claro:-)

  4. idoiallano

    Hola : La verdad es que es todo muy iraní y muy poco persa..es de las pocas veces en que he sentido realmente que la vuelta al pasado es mejor Al menos esta realidad carcelaria presente ayuda a recrear un pasado mitológico.
    Muy bueno para esto el recurso de Dara y sus visualizaciones imaginarias de películas en la celda de las prisiones. De hecho alguna película le dura hasta siete horas no?

    • Karmele Aguayo

      Supongo que en un sitio donde casi todo lo que suena a esparcimiento o placer está prohibidísimo, la intimidad de las casas, y más aún la imaginación, ese espacio donde nadie puede entrar, cobran un valor insólito.

      Cuando oigo a alguien decir que se aburre… me parece increible, creo que no recuerdo haberme aburrido nunca (bueno, recuerdo haber tenido que ver alguna peli de romanos en latín, creo que en la uni… pero incluso ese es un gran momento para dormir!)

  5. fvernalte

    Fijaros qué curioso:
    EE UU usa Twitter para llamar a la revuelta en Irán
    http://www.readwriteweb.es/socialmedia/ee-uu-usa-twitter-llamar-revuelta-ira/

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: