Cuentos de Fitzgerald: remando contra el tiempo

¿Qué fue de aquella chica? (E.A. 2011)

“… So we beat on, boats against the current, borne back ceaselessly into the past.”
“… Y así seguimos adelante, botes contra la corriente, empujados incesantemente hacia el pasado”.

En marzo os propongo un viaje al mundo de Francis Scott Fitzgerald (1896-1940), es decir, al pasado no muy lejano de los años veinte en América, cuando el resplandor de las lámparas y de los vestidos blancos ahuyentaba la decepción, y también al pasado de cada uno de nosotros si nos atrevemos a echar la vista atrás para ver qué se hizo de los sueños.

De esa época serán los cuentos elegidos para leer juntos en la Sociedad Literaria, todos ellos escritos entre 1921 y 1934, los años en los que escribió El gran Gatsby, su novela inmortal, y Suave es la noche.

Alfaguara ha reunido muchos de sus cuentos en un grueso (y caro) volumen publicado el año pasado, pero para nuestros debates nos servirá la selección que ha hecho la editorial Navona: Los mejores cuentos (2009), que incluye El curioso caso de Benjamin Button, en el que se basó la película protagonizada por Brad Pitt, y Regreso a Babilonia, uno de los seleccionados por Harold Bloom en su ‘canon del cuento’.

Y un poco de música para ir ambientándonos: After You’ve Gone

21 comments

  1. Tengo que reconocer que ha sido una alegría para mí descubrir que el libro del mes de marzo es un recopilatorio de cuentos de Francis Scott Fitzgerald. Es uno de mis autores preferidos desde que cayó en mis manos “Suave es la noche”. Me gusta la lucidez de algunos de sus personajes, pero, sobre todo, me encanta esa manera suya de situarlos siempre en una especie de paisaje de interior donde los sentimos moverse entre sonidos de voces y luces reflejadas en espejos.

    Magnífica también ha sido la elección de algunos de sus cuentos, porque podremos disfrutar en su plenitud de las muchas y distintas atmósferas con las que envolvía sus historias.

    Vamos a pasarlo muy bien leyendo al escritor que dijo eso tan bonito de “puedes acariciar a la gente con palabras”.

    ¡Gracias, Enrique!

  2. Ese swiiiiiiiiing jajajaj. Ingravidez más ingravidez , ya te lo decía yo 🙂 ( porque…es swing verdad??)

    • Se trata de un foxtrot, concretamente de un quickstep (48 compases por minuto)… me encanta este baile… bailándolo me tenéis ahora mismo… 1-2 … 1-2-3…1-2… 1-2-3… 😆

  3. Karmele Aguayo

    Que me vais a hacer leer cuentos otra vez no? pero tristes? tristes no eh!

  4. Me alegro de que te guste la elección, Francesca, te necesitamos para entrar en el mundo de Scott Fitzgerald. Durante mucho tiempo fue mi escritor preferido, y por número de libros ninguno lo ha igualado en mi biblioteca, pero hace tiempo que lo tenía abandonado, como a un viejo amigo de juventud. ¿Te parecen tristes sus cuentos? Yo no los llamaría tristes, Karmele. Creo que eso depende en este caso más del lector, de si tiene tendencia a la nostalgia o a vivir el momento sin pensar en el futuro. Pero, no te preocupes, sus finales, aunque no son exactamente felices tampoco son tristes: son más bien de ‘la vida es maravillosa y la tuvimos en nuestras manos’, y no importa mucho que se nos escapara entre los dedos. Y eso, al ritmo de swing, sí, aunque yo no sé nada de eso, pero Francesca seguro que sí, que esa música le pega: anda, Francesca, explícaselo a Idoia.

    • Karmele Aguayo

      Vale, entonces suficiente!!
      Es porque siempre he pensado que los cuentos tienen la odiosa manía de ser un poco tristes, tiene que pasar algo muy malo para sacar una morelaja muy buena.
      De estos sé poco aún, aunque las hsitorias que conozco de Scott Fitzgerald son de quitarse el sombrero, en marzo te lo cuento!!

      • Karmele, yo siempre he sido mucho de cuentos y novelas cortas, pocas historias merecen 800 páginas… poquísimas… cuando esto dé la vuelta no os vais a librar de alguna novelilla de esas cortitas y exquisitas… que además me consta que están traduciendo a Maeve Brennan… y eso es canela fina, te lo digo yo 😉

  5. Una pregunta, así con tiempo para que me la respondas: ¿podrías por favor escribir aquí la lista de cuentos que componen la edición a la que te refieres, Enrique? tengo un volumen de sus “Cuentos Completos” y supongo que estarán todos ahí, pero como a veces los títulos no son fiel reflejo de los contenidos (especialmente cuando incluyen la palabra “completos”), tengo miedo de que luego llegue la hora de la verdad y me falte alguno.
    Anda, hazme ese favorcillo, que creo que hay alguna socia más en mi misma situación y nos iría bien…
    ¡Gracias!

  6. Los cuentos que leeremos en el mes de marzo son los siguientes: Una belleza sureña, Regreso a Babilonia, El extraño caso de Benjamin Button y algún otro que podemos elegir entre todos. Esos tres que menciono están tanto en la edición de Navona (Los mejores cuentos) como en la de Debolsillo (El curioso caso…), ediciones bonitas y a buen precio para que podamos disfrutar con las historias de Fitzgerald.

    • ¿Puede alguien explicarme por qué los libros que se denominan “Cuentos completos”, NUNCA son completas?… tengo 15 días para hacerme con la edición de Navona… 👿

      • Fitzgerald escribió cerca de 200 relatos. Sé que hubo una edición de Alfaguara en dos gruesos tomos, titulada ‘Cuentos completos’, que sí es posible que incluyera todos los cuentos. Incluso se hizo una edición de bolsillo, que ahora es inencontrable. Pero me parece que la edición que tienes tú, también de Alfaguara, se titula ‘Cuentos reunidos’, que no es lo mismo. Pero no te preocupes: los cuentos que leeremos están también ahí.

      • Pues no, no están, que lo he estado mirando… a menos que resulte que les han cambiado el título… que podría ser…
        Chicas que tenéis un Kindle, haced la comprobación, a ver si os voy a liar ahora a todas, que algunas de vosotras me consta que ya tenéis los “Cuentos reunidos” 😉

      • fvernalte

        Yo al final he cogido la edición de Navona, como tú decías que los “cuentos reunidos” eran incompletos…

  7. Karmele Aguayo

    Hoy he recogido el ejemplar de Navona, ya solo queda catalogarlo, y a leer!

    La verdad es que lo cojo con ganas. Años 20, Gran Depresión… el escenario promete. Y se me viene a la cabeza una recomendación que unir a la musical, la serie de HBO, Carnivàle. No soy mucho de series, pero la calidad manda. Al menos echadle un ojo, el guión y las logradísimas ambientaciones se lo merecen. El doblaje deja un poco que desear, eso sí.

    Hasta pronto!

    • Aprovecho este preámbulo para presentarme. ¡Hola! Los primeros días de febrero me incorporé a vuestra Sociedad Literaria, pero no tenían en la biblioteca del barrio el libro que estabais leyendo así que decidí irme ambientando con el Gran Gatsby para el mes de marzo mientras buscaba los cuentos. He encontrado una vieja edición de Alfaguara (vieja = 1998) y los títulos de los cuentos creo que tienen algunas diferencias de traducción con los de Navona. Por eso, Enrique, pregunto (a riesgo de pecar de ignorante): “La última belleza” es el mismo cuento que “Una belleza sureña”?

      • Esa pregunta es fácil: es el mismo. El título original de ‘La última belleza sureña’ es ‘The Last of the Belles’. En las dos ediciones que tengo yo en castellano (Navona, 2010, y Debolsillo, 2009) a la ‘belleza’ del título se le ha añadido el adjetivo ‘sureña’, y el cuento empieza así: “Después de conocer la elaborada y teatral versión del encanto sureño ofrecida por Atlanta, todos subestimamos Tarleton…” La edición de Alfaguara que tú tienes incluye una traducción diferente que ha respetado el título original, pero el cuento es el mismo. Aunque ni mucho menos están todos los cuentos que escribió, sí están todos los que leeremos. Me parece que leer El Gran Gatsby es lo mejor que podías hacer.
        y ¡bienvenida, Patricia!

      • Patricia, ¡qué alegría encontrarte ya activa por aquí! Lo de ambientarte leyendo El Gran Gatsby es propio de ti 🙂 He acabado ya la novela iraní y estoy deseando que me llamen avisándome de que han recibido la edición de Navona y, si no fuese porque estoy retomando “La vida entera” (que me dejé a los protagonistas en medio del desierto, para irme a Irán con Karmele), creo que optaría por empezar con alguna cosa de Fitzgerald ya… En fin, nos leemos por aquí en marzo (pero nos vemos antes).

      • Francesca, ya ves, sigo igual, dejándome liar por mis amigos ;-). Esta vez la música es parte importante de la ambientación (gracias, Enrique, por Benny Goodman) y podríamos vernos para que me enseñes unos pasitos de foxtrot, que aún recuerdo mi envidia viéndote dar unos pocos pasos de un bolero en un pasillo.
        Karmele, tuvo que estar muy bien lo de Irán, para dejar una vida entera en el desierto. El próximo no me lo pierdo, y ahora mismo me voy a Cuevana a ver Carnivále.

  8. idoiallano

    Hola:-) Aquí estoy a punto de irme a dormir con el gran tomazo de Alfaguara…Imposible sujetarlo comodamente y cabecear al mismo tiempo sin riesgo de lesión severa en nariz y frente.
    A la hora de la siesta he leído el prólogo sobre los cuentos y parece que hay uno esencial “Un viaje al extranjero” Lo leeremos?:-)
    También he leído la nota del traductor Justo Navarro y me parece muy recomendable también! De hecho he citado algunas de sus palabras en la reseña para el libro de abril http://colaboraenred.com/lectura/2011/03/05/y-en-abril-nunca-ne-abandones-de-kazuo-ishiguro/
    Gracias pues!

    • fvernalte

      Idoia, menos mal que el cuento no es muy largo, y seguramente lo habrás terminado antes de que te de una contractura:-)
      La edición de Navona es más ligera, pero el prólogo de Vicente Campos es bastante descorazonador, se titula “Vendrán años más malos” y acaba así: “Porque la causa de nuestra congoja no es la sufrida sospecha de que todo tiempo pasado fuera mejor sino la conciencia de que los años que vendrán nos harán más ciegos, más tristes, más torvos”.
      Vamos, que una vez más en la literaria estamos de rabiosa actualidad!

      • La verdad es que yo leí el prólogo en un momento de bajón y me dieron ganas de abandonar el libro…menudo arranque, revosa optimismo por los cuatro costados. Pero bueno, finalmente me he leido los cuentos, tan solo me queda "El cuioso caso de Benjamin Button" que como ví la película y me quede dormida me ha dado pereza jejeje pero de esta noche no pasa.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: