Ni estructura, ni ideologías, ni leches…

En un principio pensaba haber escrito un comentario sobre otro de los temas centrales de la novela de Soriano: el fin del colonialismo y por ende el fin de las ideologías que tantas voluntades habían movido y tantas almas conmovido a lo largo del siglo xx. Sin embargo, creo que lo comentado sobre las patrias bien puede servir a lo que de uno u otro modo hubiésemos apuntado sobre este tema. Y por no repetirme prefiero pasar por alto un tema que lo dejo así, sobre el alero y mencionado, para que si alguien quiere retomarlo pueda hacerlo.

Así las cosas el comentario va a ser un pequeño “pupurrí”, de temas que al leer el libro y  a la luz de algunos de vuestros comentarios se me han ido ocurriendo.

Antes de que se me vaya el santo al cielo, no quiero dejar de comentar un tema que me ha llamado la atención. Creo que fue Karmele la que dijo que ésta hubiera sido una novela que jamás hubiera llamado su atención. De una u otra manera ha sido algo que creo ha estado latente en algunos de los comentarios. Me pregunto si el libro tiene en su aspecto exterior, en lo que nos promete su lectura, sin saber exactamente lo que nos vamos a encontrar en él, algo que nos lo hace más o menos atractivo. ¿Qué nos hace acercarnos a una novela y que hace que pasemos por su portada sin detenernos ni un momento? Creo que las reacciones ante los libros como objetos, cuando paseamos por una librería o una biblioteca dependen de muchas cosas. Aquí cada uno podría contar las suyas. Pero hay otro tema que me interesa. ¿Hay una diferencia en ese acercamiento entre hombres y mujeres?. Y yendo incluso más allá, ¿será verdad que existe una literatura para mujeres y otra para hombres? (Algo que a mi, por cierto siempre me ha parecido una aberración, pues prefiero pensar que existe buena y mala literatura, más allá de los  géneros, o quizás sólo según los géneros, literarios estos últimos, por supuesto.

Por otra parte también tengo que decir que he sentido un poco de cargo de conciencia al haber propuesto esta lectura. Si bien al principio todo parecía marchar miel sobre hojuelas, poco a poco las cosas se fueron torciendo. Parecía que continuar con la novela se estaba convirtiendo en una tarea titánica. A mí la última parte de la novela se me hizo más difícil. Ya lo confesé, pero esto no quita para que me pareciera atractiva, mucho más si considero lo bien que me cae el personaje de Soriano, que me resulta un escritor entrañable. Pero comprendo otros desapegos y sobre todo defiendo ante todo el derecho del lector a dejar de leer una novela que le está aburriendo soberanamente. Este creo que es un derecho irrenunciable. El primer mandamiento de la lectura debe ser el disfrute. Cuando pienso en esto siempre recuerdo lo que escribió Daniel Pennac cuando contaba su experiencia como profesor de literatura en una escuela de secundaria francesa. Parecía imposible que aquellos chavales y chavala pudieran cogerle gusto a la lectura de los clásicos franceses. Pero todo empezó a cambiar con la lectura colectiva de Madame Bovary. Algunos de sus alumnos se quedaban dormidos con el run run de la lectura de sus compañeros. Pennac lleno de satisfacción decía: no les despertéis, comienzan a disfrutar con la lectura.

Bueno la verdad es que al comenzar a escribir esto me había puesto delante de la pantalla con la intención de escribir algo sobre la estructura de la novela, sobre los capítulos cortos y su porqué, sobre la mezcla de las dos historias que confluyen en Bongutsi, incluso  sobre el uso en la no vela del humor, el lirismo, la parodia y lo fantástico  como medios para relativizar los valores absolutos, en este caso el patriotismo o las ideologías. Pero creo que sólo lo dejo apuntado para que cada cual opine si tiene ganas , pero para que sobre todo podamos seguir disfrutando de la lectura y de este espacio de colaboración para la lectura.

7 comments

  1. Karmele Aguayo

    Así me gusta a mi, cuando alguien dice todo lo que se le pasa por la cabeza es cuando más posibilidades tienes de que sea sincero.

    Para mi, lo mejor de la novela es que transmite precisamente la fractura que supone el colonialismo en los pueblos ocupados, colonialismo trágico y doblemente trágico el fin del colonialismo. Acierta con el tono cómico, porque no raya la absurdez en ningún momento, es más bien tragi-cómico, y tiene puntazos geniales como el del gorila…

    Sigue sin ser el tipo de novela que yo hubiera elegido, pero es que precisamente por eso participo en esta sociedad!! Porque sé que se me escapan un montón de buenas obras (y cosas por saber) que no llaman mi atención, y no me voy a poner a leerlas todas ahora, no me da ni tiempo ni ganas, pero sí las que vosotros me propongais. Yo así lo veo, no creo que nadie se deba sentir decepcionado, esta es una manera de acercarnos a otros puntos de vista que valoramos, y en ocasiones compartimos, y en otras no.

    Y esta es en parte ni respuesta a tu primera duda, por qué nos acercamos a un tipo de libro y por qué yo no me habría acercado a este? Es simplemente afinidad personal con el tema y con el género. No me gustan las novelas de humor, no me hacen gracia (jejeje, nunca mejor dicho), y me implico poco en los temas que tienen que ver con sudamerica, sin tener ninguna razón para ello. Siempre me ha eclipsado oriente, me fui a vivir fuera y elegí Granada, debería mejorar mi inglés, y me puse a estudiar árabe, y enfin, mi casa parece un zoco. Y por eso el libro que yo he elegido esta vez es iraní, porque me apetece servirle de megáfono, y daros a probar un poco de algo que habíais dejado pasar. Así que eso que te da cargo de conciencia, o nos lo da a todos o que no nos lo dé a ninguno!!

    En cuanto a los hombres y las mujeres, depende a que nivel hablemos pero, no creo que haya grandes diferencias en cuanto se entra a valorar una obra, pero sí creo que hay literatura escrita y publicitada para mujeres, “El club de los viernes”, “El tiempo entre costuras”, “Con el corazón en la mano”, y además, para una franja concreta de mujeres (por edad y ocupación) y además, no me parece mal… cualquier cosa que aleje a estas mujeres de Barbara Wood y cia me parece maravilloso.

    Con el tiempo, la experiencia, el ritmo de vida y mil ingredientes más, cada uno va componiendo sus gustos e intereses, sus heroes y heroínas. Yo soy más o menos joven, y todo el mundo cree ahora que deberían gustarme los vampiros, y sin embargo no!! Y qué me dices de “El tiempo entre costuras”, despues de leerla entiendo perfectamente que encandile a la generación de mi madre, a mi también me ha gustado por cierto.

    Oye, genial lo de poder dormir en clase, cuando uno duerme está claro que lo necesita, y es precisamente de lo que me dispongo a gozar ahora mismo…

    • Amaia

      “Con el tiempo, la experiencia, el ritmo de vida y mil ingredientes más, cada uno va componiendo sus gustos e intereses, sus heroes y heroínas.” (Karmele dixit)

      Creo que esto es muy cierto. Yo creo que nos enseñan a leer; hacemos nuestros primeros pinitos; por el camino, vamos leyendo; y llega un día en el que nos hemos convertido en lectores 🙂

  2. Amaia

    En primer lugar, creo que no hay motivo para lamentarse de la elección ni de éste ni de ningún otro libro, pues este es un lugar para el intercambio de opiniones y todos sabemos que en tanto que éstas son puramente personales no habrá nunca una sola opinión, sino tantas como lectores hayan disfrutado, o no, del libro en cuestión. Personalmente, en lo que a la lectura que tenemos entre manos se refiere, yo te agradezco Andoni que hayas elegido esta obra que desconocía y que gracias a la sociedad literaria y a tu elección he podido conocer, disfrutar, compartir y a su vez recomendar a varias personas a las cuales creo que les gustará conocer la literatura de Soriano.

    En lo que se refiere a los motivos que nos motivan a acercarnos a una novela o pasar de largo al mirarla creo que hay muchos factores que nos influyen y creo que también estos son algo muy personal. Karmele, por ejemplo, apunta que ella no hubiera reparado en la novela puesto que no es afín ni al género ni a la temática de la obra y sin embargo, curiosamente, el hecho de que se trate de un escritor argentino escribiendo en clave de humor una historia tan disparatada, hubieran sido los motivos por los que yo me hubiera decantado por este libro. De igual manera, pueden influir factores estéticos, por ejemplo que la portada nos resulte agradable, que el libro esté encuadernado de una u otra manera, ¡el número de páginas!, la letra empleada…También hay a quién le motiva el título del libro, que sea original, sugerente…y por lo que yo veo en el día a día en la biblioteca unos de los factores claves son el boca a boca y la publicidad que se haga de la obra.

    Me temo que hay mucho que comentar y yo ahora mismo dispongo de poquito tiempo así que mañana más 🙂

    Saludos

  3. fvernalte

    Confieso que a mí los títulos de los libros me pueden llevar a leer o rechazar un libro. Si no conozco al autor, o no tengo referencias sobre el libro, el título me puede resultar como un imán, y generalmente acierto:-)
    Sobre la literatura para mujeres o para hombres, no sé si existe o no, pero hay libros que por el tema, o por el tratamiento de los temas pienso que no le gustarían a un hombre, así que de algún modo sí creo que hay una literatura para hombres y para mujeres.
    En cuanto a tu propuesta para este mes yo no le daría más vueltas. Lo bueno de la sociedad es que cada mes una persona propone un libro, y los demás confiamos en que esa propuesta será interesante. Que no nos gusta, pues como tú mismo dices, con dejar el libro se acabaron los problemas. Yo, como Karmele, no habría elegido este libro, pero mira, lo bueno que encuentro es que ahora conozco al autor y una de sus novelas.
    Todavía me queda un poco para terminar, pero de momento no se me está haciendo tan pesado como comentábais.

  4. No, no, no, Andoni, nada de lamentarse por la elección de los libros… en catalán hay una frase que me encanta “qui no s’arrisca no pisca” (quien no se arriesga, no pesca)… hay que correr riesgos y lo bueno es que mezclemos los clásicos con descubrimientos personales. Además que un libro no gusta o no en función únicamente de su calidad, depende mucho del lector y del momento elegido que una novela nos llegue más o menos.

    ¿Por qué me llama un libro? (porque a mí me escogen ellos, eso lo tengo archicomprobado…), pues a veces por cosas tan tontas como la portada, otras el título, muchas el autor y las más por recomendaciones de amigos que también leen… pero hay tardes que entro en una librería con las intenciones clarísimas y salgo con 3 libros que no había pensado comprar, pero que estaban ahí, esperándome…

    Sobre eso de la literatura para hombres y mujeres creo que lo que existe son libros para los hombres y mujeres que cada sociedad educa y que hay que saltarse esa barrera… hay pocos hombres que leen ficción (o que lo confiesan), porque no es práctica y un hombre debe leer ensayo sí o sí; y hay pocas mujeres que lean ensayo porque para ser “femenina” hay que leer ficción, pero a mí me parece que eso era antes, ahora la sociedad le presta tan poca atención al fenómeno de la lectura que nos abandona a nuestro aire y así pasa, que todos leemos lo que nos apetece con independencia del género… de lo malo, saquemos algo positivo… 😉

  5. Naiara

    He terminado el libro!!!
    Me ha gustado!!! Me encanta la literatura sudamericana y soy una yonki del género humor (ahora estoy con “La tía Mamme”, brutal!!).

    Si mal no recuerdo, como dijo Francesa, hay una parte en que tenemos que arrastrar al libro, no nos lleva. Demasiado disparatado y desordenado¿?.
    Todos los personajes me han gustado exceptuando Quomo. Aunque no puedo razonarlo.
    EL FINAL.Rendición, desesperación…
    Apuntabais que el gesto de Bertoldi agitando el pañuelo para que el británico parase el coche era de rendición, y sí!!! Pero rendidos los dos, Bertoldi consciente y el Británico inconsciente de que lleva como copiloto al amante de su esposa!!! TOTAL!!!.
    Volveré a leer a Osvaldo Soriano…
    Una frase del libro, “Todo se puede maquillar menos la mirada”

    Suelo elegir los libros por recomendaciones. Ya vengan de usuarios de la biblioteca, reseñas, amigos…

    Y yo también pienso que hay literatura para mujeres y hombres. Por los temas a los que hacen referencia, marketing y aunque parezca disparatado portadas….
    Aunque un buen libro no entiende de sexo!!

    Me voy a echar un trago de agua, que tengo la boca seca!!

    Mil gracias Andoni!

  6. Very interesting details you have observed , regards for posting . “Whatever one man is capable of conceiving, other men will be able to achieve.” by Jules Verne.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: