Tres maravillas más…

Los tres cuentos que siguen son todavía más sorprendentes, en mi opinión. Katherine Mansfield se crece como escritora mientras sus cuentos son cada vez más breves… Tengo ya ganas de conocer lo que habéis sentido al leer las historias que analizaremos esta semana.

“Las hijas del difunto coronel”. Me encanta este cuento, aunque seguramente es el más cruel del libro. El primer día después de una muerte puede ser también el primer día de libertad… pero la libertad representa hacerse cargo de la propia vida y no todo el mundo desea eso. Connie y Josephine, educadas en la obediencia ciega y menospreciadas por aceptarla, se muestran ante nosotros como dos seres cobardes, que no tienen valor para dejar de esconderse. Al morir su opresor, muere también su protector y su guía y no pueden hacer algo para lo que nunca fueron entrenadas: vivir. Katherine Mansfield demuestra su maestría colocando en la escena a esa otra Kate (no creo que la elección del nombre sea casual, en realidad no creo que NADA en estos cuentos sea casual), cuya mirada de desprecio sobre las hermanas es implacable… ser cobarde no es tener miedo (eso lo tenemos todos) ser cobarde es no colocar tu responsabilidad por encima de ese miedo y actuar.

“El señor y la señora Palomo”. Cuando lo leí, reconozco que tuve que volver sobre la biografía de Mansfield para comprobar la edad a la que murió. ¿De dónde sacó la experiencia para conseguir contarnos en un cuento tan corto una historia tan larga? En 13 páginas nos relata como empiezan muchos proyectos de convivencia dolorosos… lo saben los dos, pero ninguno de ellos lo evita. Le bastan esas pocas páginas para contarnos el inicio de un noviazgo y hacernos imaginar como transcurrirá la vida de un matrimonio desgraciado. Reconozco que lo primero que pensé fue “¡brillante!”, y recordé tantos malos escritores que publican hoy en día ¿cómo se atreven sabiendo que alguien es capaz de elaborar semejante prodigio?… K.M. guía nuestro pensamiento, da pinceladas, insinúa… continúo pensado “¡Brillante!” mientras escribo estas líneas…

“La adolescente”. Una adolescente, sin nombre, intenta convertirse en una mujer digna, carente por completo de un modelo al que imitar… y esa lucha por preservarse de lo que tal vez la genética le tenga destinado, la libra mientras come el chocolate que dice detestar y se empolva incesante e innecesariamente la nariz… El último acto de orgullo es sublime “Me encanta esperar”. Un personaje increíblemente bien construido para describir a alguien que justo empieza a madurar. Reconozco que me ha provocado mucha ternura la joven mujer descrita en este cuento. Y mucho respeto también.

Esto sólo son algunas de mis reflexiones, el resto, si os parece, lo comentamos entre todos.

¿Os está pasando, como a mí, que cada cuento os provoca una oleada de emociones conocidas que creíais olvidadas?…

23 comments

  1. chus

    Tengo que probar a leer de día.
    Mira que descubres cuestiones interesantes en cada relato. Esto es lo mejor de leer en grupo, que mostráis facetas que no he percibido o sólo levemente.
    Ayer leí ‘La adolescente’ y creo que no la aprecié en su justa medida. Lo releeré esta noche con el apunte que proporcionas…

    • Piensa que yo estoy haciendo la segunda lectura del libro y eso me da ventaja sobre vosotros, porque los buenos escritores esconden entre las palabras emociones que no se ven enseguida. A mí, la relectura, tal vez por las fechas a las que nos acercamos, me está recordando a los despertares del día de Reyes de mi infancia, que justo la muñeca que más ansiaba, era el último regalo que encontraba… a punto ya de creer que, ese año, no me lo había merecido todo. ¡Qué alegría me daba entonces abrir el paquete!

      “La adolescente” me descubrió su orgullosa grandeza la segunda vez que la leí. Espero que a ti te haya hecho la misma jugarreta y te revelase sus secretos en tu lectura nocturna…

    • fvernalte

      Tienes razón, Chus, leer en grupo te muestra facetas que igual individualmente se nos pasan. Además en este caso, Francesca, es toda un experta en Mansfield, podría hacer la tesis doctoral perfectamente:-)

    • fvernalte

      A mí “La adolescente” no me ha gustado mucho. Francesca lo ve todo en positivo, pero a mí la niña me ha parecido insolente y que te marea todo lo que quiere y más, vamos como los adolescentes. Por ejemplo, con el chocolate, aunque quiere, no pide por llevar la contraria, pero luego llama al camarero para que le ponga el chocolate, que es lo que en realidad deseaba desde el principio. Puede que sea parte del proceso de madurar, de reafirmar nuestra personalidad, pero a mi la lectura, me acentuaba el hecho de llevar la contraria tan propio de los adolescentes.

      • Pues ya ves, a mí la del chocolate me parece una de las escenas más tiernas de la historia… ella allí sentada, con un hombre joven y un niño, quiere ser considerada como una mujer y decide que no puede pedir lo mismo que su hermano. Las mujeres no toman chocolate, las mujeres se empolvan la nariz…

        El personaje que enmarca esa historia es la madre: egoísta, irresponsable, tonta… en este caso, llevar la contraria es lo más sano que puede hacer la niña. Esa dignidad del final…

        Claro que, para gustos, los colores 😉

  2. fvernalte

    Yo me imagino a las hermanas como dos mujeres ya muy mayores, desfasadas en el vestir y en los gustos de su época. Me da como miedo cuando se enfadaba el padre y golpeaba el suelo con el bastón. Me las imagino a las dos casi invisibles en su propia casa, como dice Chus sin recibir afecto, amor díría yo paterno, siempre pendientes de no molestar al padre. También es patética la escena del sobrino cuando visita a sus tías y luego tiene que saludar a su abuelo. Esas visitas obligadas, en las que no se sabe o no se tiene nada que decir. En cada cuento siento más esa sensación que tiene Francesca al leer los cuentos. Aparentemente no pasa nada, o poca cosa, pero luego pensando en ellos, son como una larga historia. Los silencios, los puntos suspensivos, las frases empezadas y no terminadas refuerzan la ambigüedad, la incertidumbre o la confusión de los personajes en cada situación que nos describe la autora.

  3. Nos vamos al otro post, chicas… que si alguien más quiere comentar, se va a hacer un lío 😉

  4. fvernalte

    “El señor y la señora Palomo”. Es un cuento que impacta. Cuando empieza diciendo que casi es imposible que consiga la mano de esa chica, hija sola, rica, etc. Parece que no tiene nada que hacer, y sin embargo, resulta lo contrario se casan. Como dice Francesca, en sólo 13 páginas nos relata como empieza un matrimonio en el que los dos saben que será un fracaso. Cuando ella le enseña a los palomos y le explica su ronroneo resulta aún más patético que los dos acaben juntos, exactamente igual que los palomos. Buf, qué futuro, aburrido, sin amor…, en definitiva, una pareja desgraciada.

    • Y yo me pregunto… ¿cuántas uniones empiezan así? ¿cuántos viajes vitales se acometen sabiendo a ciencia cierta que se está cometiendo un error?… ¡qué feo está echarse atrás en el último momento… aunque ese sea el único momento de lucidez que se tenga!… para pensar, ¿verdad?…

      • chus

        El libro entero es todo un descubrimiento, aunque algunos de los relatos tienen un amargo trasfondo. Este me ha parecido especialmente lúcido. ¿Miedo a la soledad? ¿miedo a no saber elegir? ¿por qué esa mujer da marcha atrás y decide unirse a un hombre que no ama? ¿creerá que no se le presentará otra oportunidad?

      • Yo creo que es por algo tan simple como que el amor no es la primera prioridad en esa unión… tal vez el estatus, la seguridad… el amor da, pero también exige y la tranquilidad emocional está sobrevalorada… 😉

      • fvernalte

        Yo creo que con su el estatus social no le iban a faltar pretendientes. Tiene clarísimo que él no le gusta, y por supuesto, no lo quiere, y además está el símil de las palomas, que incluso ella le muestra a él para explicarles por qué no se va a casar con él.
        Y al final acaban juntos, yo me inclino a pensar que es para que él no se sienta herido, vamos, por compasión.

  5. Me ha gustado un montón
    Que complicadas son las relaciones de pareja

    • Me alegro mucho de que te haga gustado.

      A veces no sé si son complicadas o son sencillas y nos empeñamos en hacerlas complicadas… porque aquí lo lógico y lo simple hubiese sido decir que NO, pero…

    • fvernalte

      Una cosa es que sean complicadas, y que la historia te salga mal. Pero otra es que sabiendo que el chico no le gusta nada nada se case con él…

  6. Hola que estaba en dique seco porque mis cuentos no tenían estos y @fvernalte me ha provisto y ha hecho de carpintera de ribera:-) que es un oficio que admiro dicho sea de paso.
    Ayer empecé a leer las hijas del coronel…y avancé en la lectura un rato.
    Al principio pensé que eran adolescentes atontadas por las hormnonas…y luego con crueldad y, una vez más con un sólo detalle como es el de la vestimenta y tal y como nos ha acostumbrado la Mansfield, caí en la cuenta de que eran mayores, muy mayores no?. Qué bueno! que maestría para reflejar su inmadurez, su sojuzgamiento! Qué pena la que te hace sentir la autora por estos dos personajes. Qué tremenda la ausencia del PADRE, del HOMBRE que las ha mantenido inmaduras, esclavizadas… Sigo…

    • Esto de las recopilaciones de cuentos es lo que tiene, en estos autores lo mejor sería editar un volumen con TODOS los cuentos y listo, pero…

      Las hijas del coronel tienen tela, es cierto que el tiene mucha culpa, pero ellas también, me da rabia ver mujeres que se someten (que es lo fácil) y perjudican así a las que se rebelan. Yo creo que las posturas de este tipo no son asépticas, lo que no beneficia perjudica, a ti y, en muchos casos, a otros!

    • fvernalte

      Estoy de acuerdo contigo, Idoia, qué maestría para hacer un cuento tan perfecto, que transmita tan bien esa anulación para pensar, decidir, en definitiva vivir de las dos hermanas.

  7. idoiallano

    Pues sigo…¿cuál es el papel de Kate? es la cuidadora sustituta de la madre? Porque ellas, las hermanas están convencidas de que la figura materna las hubiera librado de la tiranía paterna porque no hubieran tenido que ocuparse directamente del padre. Perosi Kate es la figura cuidadora se equivocan. Mansfield nos sugiere con esta figura, creo, que no es la vocación de servicio impuesta lo que esclaviza a las hermanas. Estas dudan si librarse de Kate o no, porque el rol que se han adjudicado es deliberadamente infantil. En este sentido, tiene razón Francesca.
    Por otro lado, y en la misma idea, siguen jugando en el pasaje sobre la broma con los merengues. Las hermanas saben que lo que ellas hacen es considerado ridículo por su padre, por su sobrino, por los hombres…pero les importa? Esta es mi duda!

    • Para mí Kate es la mujer que ha asumido su madurez, su independencia y su responsabilidad. Es la criada, pero acaba siendo la que toma las decisiones ante la inutilidad de las hermanas. Yo creo que no les importa parecer ridículas… o al menos no lo suficiente como para actuar… y es que a veces es tan cómodo que mande otro… Los monstruos engendran monstruos, la tiranía del padre crea hijas sumisas y ni lo uno ni lo otro es deseable.

      • fvernalte

        Creo que, al menos en las novelas o las pelis, en muchas casas de ricos, o de gente de cierta condición social, es como habitual que las criadas acaben llevando el mando y sean las que tomen decisiones.
        Quizá la figura de la madre les hubiera ayudado a crecer con más afecto y hubieran sido menos sumisas. Pero eso ya entra en pura especulación, aquí vemos cómo son, y la verdad es que el retrato que hace Mansfield no es muy positivo!!! A mi me dan pena.

  8. idoiallano

    Los palomo…la verdad es que este cuento se `parece en el estilo a uno de Carver que leí cuando era joven: Plumas. La comparación entre el comportamiento humano y el animal que hace Mansfield con total naturalidad y candor es cruel pero eficaz._!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: