Y ahora hablaremos de temas, personajes, estilo…

Bueno bueno, qué animada ha estado la tertulia de la semana pasada. Es cierto que el libro se presta porque está llenos de frases sugerentes sobre el dolor, la amistad, la lectura… Así que el resultado ha estado genial, muchas frases y muchos comentarios por vuestra parte.

Pero esto aún no ha terminado, esta semana seguimos comentando el  libro y ahora nos toca hablar de los temas, personajes y estilo de la novela. En la reseña que preparé para proponer esta lectura comentaba varios de los temas que son significativos en esta novela, y que destaco:

1. la literatura como tema importante dentro de la novela:
Se habla del marketing editorial (Juliet está de gira por  todo el país con Susan ppresentando el libro), la falta de inspiración (en este caso de Juliet) buscando tema para nuevos libros, las librerías como negocio incierto y nada próspero,  el descubrimiento de obras y autores a través de la lectura, etc.

2. La amistad:
Además de la literatura, uno de los grandes temas de esta novela es la amistad lo hemos visto en las múltiples frases que hemos comentado en el post anterior.

3. La socialización de la lectura
Está comprobado que las personas, en general, pero sobre todo las que podríamos denominar como “analfabetas funcionales” cuando acuden a los clubs de lectura mejoran su competencia lectora, evolucionan hacia lecturas más complejas, tejen amistades y,  todo ello acaba reforzando su autoestima.  

4. La guerra, la postguerra, el dolor…

Sobre el estilo epistolar puede ser que nos  resulte un poco anticuado, es muy probable que muchos de nosotros no hayamos escrito una carta desde hace años; pero, a mi modo de ver, tienen ese valor entrañable de lo íntimo y lo personal, y nos obligan a pensar bien lo que queremos decir para transcribirlo al papel.

Aquí os dejo este post para centrar el debate de esta semana, estoy segura de que con vuestras aportaciones tendremos la oportunidad de completar este repaso por los temas, estilo y cómo no personajes -que como véis no he tocado a posta!- de la novela.

¿Quién se anima?, somos todo oídos….


37 comments

  1. Siento reparos a leer una novela epistolar. Siempre pienso que con esa estructura no encontraré una narración clara de hechos sino que todo se reducirá a una expresión de sentimientos, impresiones o una sucesión de digresiones acerca de sucesos que el lector no puede conocer de primera mano.

    Con esta novela, sin embargo, este temor se disipó con las primeras cartas. La personalidad de la protagonista junto a la multiplicidad de corresponsales son para mí las dos claves que hacen que esta novela sea tan rica en la descripción de situaciones como en la profundidad de las emociones que ella desencadenan.

    Esa es la razón de que uno de los aspectos que más me han gustado de la novela sea la perspectiva que se utiliza para acercarnos a la trama. Por un lado, el entrecruzamiento de perspectivas que permiten ir conociendo los hechos y a los personajes, y por otro la habilidad que tiene la narradora para colocar al lector en la mismo posición expectante en la que se encuentra Juliet: En la segunda carta que Juliet le escribe a Dawson, ella se hace las mismas preguntas que el lector acaba de hacerse. Paralelamente nos vamos enterando de su vida en el presente a través de las cartas con su editor. Luego empiezan a llegar cartas de los corresponsales de la isla que forman el club de lectura. Y el lector va descubriendo la historia y la vida de estas personas bajo la ocupación alemana. El lector entonces asume el punto de vista de Juiet, que también ignora todo lo que va a pasar. En una de esas primeras cartas, por ejemplo, dice Juliet: “La señorita Pribby me contó que habían enviado a su amiga Elizabeth McKenna a un campo de prisioneros en el continente y que todavía no ha vuelto”. Y, claro, como la carta se escribe en presente, el lector siente la misma congoja que la protagonista ante lo incierto del futuro.

    • Todavía recuerdo una gran novela epistolar, que en su momento me impactó “84, Charing Cross Road” de Helen Hanff. También habla de todo lo que nos propone comentar Francisca, es cierto, pero estoy contigo, Enrique, en que lo mejor de este tipo de ficción es la perspectiva desde la que nos permiten contemplar los hechos.

      Muchos puntos de vista, tantos como personajes… ellos enfocan las luces sobre lo que debemos ver y las sombras varían de posición según leamos a uno o a otro. Si tengo que poner algún “pero” es que me faltan más personajes negativos (que debían ser la mayoría del pueblo, la Sociedad no la componían todos ni mucho menos), pero son ganas de hilar demasiado fino.

      Por cierto, dejo aquí la referencia del libro de Hanff, cuya lectura no debería quedar demasiado próxima a este, porque no lo disfrutaríais como se merece. Es una historia real, una tierna, potente y deliciosamente contada historia real… ¡adoro ese libro!

      • fvernalte

        Evidentemente, como dice la novela, un libro te lleva a otro libro. Yo leí primero el que dice Francesca “84, Charing Cross Road” de Helen Hanff. Y cuando me pasaron éste no pude con él porque los veía casi idénticos. Curiosamente los dos están escritos por norteamericanas, sobre la guerra, son escritoras, y se habla continuamente de literatura.
        “84, Charing Cross Road” de Helen Hanff es un buen libro, pero hay que dejar bastante tiempo entre una y otra lectura. En mi opinión la “Sociedad literaria” gana profundidad al incorporar más personajes, y por ende más puntos de vista sobre un mismo tema.

    • fvernalte

      Sí, el tiempo verbal de las cartas es muy importante para acercarnos las historias y hacernos partícipes de los relatos, como si las cartas nos la dirigieran a los lectores.

  2. fvernalte

    Como véis ya está todo `preàrado àra iniciar nuestra nueva tertulia, es más antes de avisaros, ya se ha pasado por aquí Enrique, y nos ha dejado un largo e interesante comentario, pero seguro que habrá más:-)

  3. idoiallano

    Hola:-) Creo que el quid de esta novela epistolar es que construye un libro dentro de otro y nos cuenta cuál ha sido el método….Juliet pregunta a Sidney Stark, su editor y amigo, cómo construir una novela con los testimonios que va recogiendo en Guernsey, cómo hará para darle una unidad argumental. Y una vez contesta te das cuenta de que es exactamente lo que ha hecho Schaffer
    Ambos encuentran la misma respuesta: El hilo es Elisabeth Mackenna, como señala Enrique, como señalaba en otro comentario Karmele.

    Elisabeth es el sustrato de buena parte de la narración que une las cartas…Tal y como ha como ha copiado Enrique del texto: Juliet- “La señorita Pribby me contó que habían enviado a su amiga Elizabeth McKenna a un campo de prisioneros en el continente y que todavía no ha vuelto”. Y, claro, como la carta se escribe en presente, el lector siente la misma congoja que la protagonista ante lo incierto del futuro”

    Creo que la autoras aprovechan para hacer de Elisabeth ausente el símbolo que representa la parte noble y heroica de estas trágicas historias de guerra. Su ausencia vuelve más real el rescate de personajes que quizás de otro modo hubieran sido como dice Francisca más negativos y que la autora no quiere, creo mostrar.

    Y otra pista que nos da Schaffer creo que es la biografía imaginaria de la gata de Granny Pheen que escribe en cartas Oscar Wilde a la Granny Pheen de Isola. Otra vez otra historia relatada a través de cartas dentro de la historia. O.F.O´F.W.W escribe a una niña para hacerla más feliz unas cartas inventándose una vida que es pura ilusión, pero que sin duda ayudará a pasar a la niña la angustia de la pérdida de la mascota.

    • Lanzo comentarios al margen, lo sé, pero no me puedo resistir… las referencias a Oscar Wilde y a “Orgullo y Prejuicio” hicieron que la novela me gustase un poco más quizás, porque creo que son un claro homenaje a un autor y una novela que me encantan (el resto de libros de Jane Auster ya no son lo mismo…).

      Comento sin foto… pero soy la misma de siempre 😉

    • fvernalte

      Sí, yo creo que Juliet es el hilo conductor del relato, y Elisabeth el alma de la “Sociedad literaria”, es un personaje muy importante en la novela.

      • jajaaj cómo? el hilo conductor es Juliet? Yo he dicho que era Elisabeth…y que el alma es Juliet!
        Usease…al revés!

      • fvernalte

        Idoila, es cierto que el alma de la Sociedad, era Elisabeht, y todos los personajes que habitan en la isla y que participaban en la tertulia giraban alrededor de ella, y por eso tiene tanta presencia en toda la novela. Pero, en mi opinión, y lo he comentado en todas las notas o en la reseña, el hilo conductor de toda la novela es Juliet, es ella quien escribe y a quién le escriben las cartas, y es ella la que une el mundo exterior y la vida en la isla, en definitiva, ella es la protagonista de la novela.

      • Pues esta es una buena cuestión: Protagonista e hilo conductor son lo mismo 😕 :-DCD

      • ? O sea que yo creo que no 🙂 que protagonismo y argamasa o ligazón no son lo msimo 😛

      • Pues yo estoy contigo Idoia… ¡voto por Juliet en el papel de hilo conductor y como alma Juliet!… a ver quien gana 😉

      • fvernalte

        Francesca, has puesto dos veces Juliet, a lo mejor es que no lo tienes tan claro, jajajja 😉

      • Lo tengo claro: a rey muerto, rey puesto 😉 … no me liéis, ¡yo lo que diga Idoia!

  4. Sí, Francesca se ha hecho un lío. La protagonista es Juliet. Sobre eso no hay discusión posible. Sin ella, no hay historia. Ella es quien lo desencadena todo. Elizabeth puede ser el motivo, la idea que une a los personajes, el secreto escondido y lo que el personaje protagonista descubrirá. Es también lo que hará cambiar a Juliet.

    • Vale, perfecto, pero aquí el voto es:

      1. Hilo conductor:…..

      2. Alma:…..

      Lo otro son palabras que se las lleva el viento… Yo ya he votado (Idoia te dirá el qué, que yo muy bien no lo sé)

      (estoy cansada, perdonadme la tontería, pero las sociedades también son para eso no, para relajarse un poco) 😉

      • fvernalte

        yo desde la neutralidad, y como si hicera un comentario de texto diría: Juliete es el personaje principal y el hilo conductor de la novela. ¿Por qué? porque cuando aparece Elisabeth ya llevamos casi media novela, y cuando nos enteramos de que a muerto, todavía queda un rato para el final. Que sigue por supuesto con Juliet, su amor, la hija de Elisabet, etc.

      • idoiallano

        Francisca que no que Elisabeth sale en las primeras páginas. Cuando Dawsey cuenta la primera noche que cenan cerdo en casa de Amelia y se inventan la sociedad. Al salir de casa de Amelia después del toque de queda les paran los alemanes, y la persona que les salva ( tachán tachán) es Elisabeth que es la que inventa lo de la Sociedad P 29. Y no insisto que luego me llaman discutidora 🙂
        Un abrazooooo!

      • idoiallano

        🙂 eso es, relaxing. Menos mal que alguien me apoya alguna vez porque me siento de sola siempre! 😉

      • fvernalte

        bueno, pero aquí somos un club, así que estás arropada, y además, no se prima la originalidad, la innovación… pues lo normal es que discutamos desde distintas perspectivas:-)

  5. bibcsapo (carlos sanz)

    Vaya discursion (que decia mi abuela).

    Como en los Oscars podríamos dar “Mejor Actriz” a Juliet y “Mejor actriz de reparto” a Elisabeth.

    No existe “Mejor hilo conductor” como mucho podríamos dar algún premio a “Mejor vestuario”.

    Mejor banda sonora para Dawsey Adams por dar sosiego a la película,

    Mejor film de animación para… Isola Pribby y sus animales :la cabra Ariel y un loro Zenobia.

    Y mejores efectos visuales para Will Thisbee, ferretero e inventor.

    Saludos
    Csp

    • fvernalte

      menudo reparto de premios! El de animación y el de efectos visuales no tienen desperdicio. Como dice Francesca aquí también estamos para divertirnos!

    • idoiallano

      Yo le daría algún premio al pobre hombre que tuvo que leer a Cátulo para conquistar a una dama…jajaj

      • ¡¡¡Eso es un enamorado!!! que regalar flores es muy fácil, pero leer a Cátulo… si es que ya no hay hombres como los de antes 🙂

  6. Os habéis dado cuenta de que Juliet se pregunta por qué Dawsey ( que por cierto Darsey no era el personaje de Orgullo y prejuicio? se parece eh?)
    tiene libros de una de las Bronte?
    😕

  7. idoiallano

    Es que nadie me va a decir que era Darcy? 🙂 Pero es el problema de la fonética y la ortografía del inglés, que suena igual pero se escribe de modo diferente.

      • Sí ese…es un curioso parecido de nombres de personajes. O puede que sea una casualidad que en cualquier caso me sirve para comentar que, tanto en la Hija de Robert Poste de Stella Gibbons, como en esta obra de Schaffer hay un alejamiento de los personajes idealizados y románticos de las Bronte o de Austen, pero siempre queda ese guiño, nada oculto, a esa literatira de “mujeres”. Por eso se extraña Juliet de que Dawsey , tan varonil él , lea a las Bronte ? 😛

      • fvernalte

        Sí es cierto que las Bronte podrían ser consideradas literatura de “mujeres”, pero parece que Juliet y Dawsey comparten gustos literarios,y que es una de las cosas que pudo atraerles, de hecho se conocen por una obra de “Charles Lamb” que había pertenecido a Juliet.

      • Vale sí, chicas, todo muy romántico, pero Dawsey y Darcy se parecen como un huevo a una castaña… ¿o soy yo que no doy para más hoy?

        Dawsey no tiene prejuicios, ni dinero, ni cultura y Darcy no tiene amigos ni cerditos… bueno, no sé… Además Darcy no comparte el amor a la literatura con Elisabeth y Dawsey sí lo comparte con Juliet.

        Yo es que soy fan de Orgullo y Prejuicio y aún así, Darcy como que no me acaba de gustar…

      • Me has quitado la palabra de la boca, Francesca. No puede haber dos personas más diferentes, más allá del parecido fonético de sus nombres. Juliet nunca se enamoraría de Darcy, que es un estirado. En cambio, Dawson es un tío con el que uno se iría a pescar. En la primera carta que le escribe a Juliet, el punto de partida de la novela, Dawsey le pregunta si sabe de más libros que pueda leer sobre un escritor de quien ha leído unos ensayos y “me ha hecho considerarle amigo mío”. Ese libro de ensayos había pertenecido a Juliet y por azar o por “algún tipo de instinto secreto” había ido a parar a manos de Dawsey, lo que cambiará las vidas de ambos. Así que Dawsey es de esas personas que se toman en serio los libros y creen que lo que hay en ellos forma parte de la vida.

      • Bueno, bueno …hay en esencia en ambos personajes una forma varonil, racatada, austera, paternalista, de comportarse muy sospechosa…Y no sé pero a Darcy se lo repartían por muy estirado que fuera, porque eso era parte de esa imagen fría que se derrite con el “calor del amor” Incluso invitaba a pescar a sus amistades que siempre aceptan gustosas 🙂 Amigo de sus amigos, protector, generoso,y…orgulloso. No sé los dos tienen ese aroma de “ha vuelto el hombre”.
        Creo que los dos personajes comparten mucho más de lo que parece 🙂

      • fvernalte

        yo creo que entre los guiños literarios de esta obra, uno clarísimo es éste que tú comentas: “para que así Juliet y Dawssy puedan disfrutar liberalmente como si fueran Darcy y Elizabeth Bennet”

      • Pues sí, en eso tiene razón Idoia… se parecen en los niveles de testosterona… muy varoniles los dos, lo que pasa es que yo veo a Darcy más para jovencitas, luego llega ya una edad en que no aguantas tanta tontería, por mucha feromona que la acompañe… ¡viva Dawson y sus alegres cerditos!

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: