Una ronda de frases: cuéntanos las que más te gustan

Hoy,  de nuevo, día de tertulia, así que aquí estamos una vez más en la #Sociedadliteraria  para seguir comentando el libro del mes de noviembre. Después de la primera tertulia ya conocemos algo más de nuestros hábitos sobre la lectura, que por cierto, sigue ganando el papel!. Como nos dice muy ocurrente Enrique, qué mejor para leer cartas que el papel ¿verdad?. E incluso, nos hemos enterado por Idoia que acaban de reeditar  el libro (el 23-09-2010), vamos ni que supieran que lo íbamos a leer en nuestro club y que leíamos en papel!!.

Además, parece que Olga y Enrique tienen ese libro subrayado y multiapuntado, así que les aseguro que van a poder aprovechar sus notas para la tertulia de esta semana, y es que ahora iniciamos una ronda de frases, las que más nos han gustado y por qué!.

Una vez más, -y sólo porque soy la dinamizadora!- empezaré yo. Reconozco que es un libro lleno de citas y que apetece comentarlas por su interés o ingenio. Yo después de barajar algunas posibilidades, para esta semana me quedo con esta de Clovis Fossey, uno de los  mienbros de la sociedad, y que dice:

“Al principio, yo no quería ir a ninguna reunión literaria. Tengo mucho trabajo en la granja, y no quería perder el tiempo leyendo sobre gente que nunca existió, haciendo cosas que nunca hicieron” . (pág. 83)

Me gusta porque es una descripción perfecta de lo que puede ser una novela, o, en general, cualquier obra de ficción.  Para mí precisamente, ahí está el otro encanto de la ficción, en simular vidas e historias posibles,  historias imaginadas que acaban transladándose a nuestra realidad. Para expresarlo de un modo menos prosaico he encontrado estas palabras de Gustavo Martín Garzo: “Es decir, lo que nos enseña la literatura es que es posible traerse cosas de los sueños. Un libro es un sueño pero, en la medida en que lo leemos, tomamos cosas de él para traerlas a la realidad… Un libro modifica nuestra percepción de la realidad, nos da palabras, nos da ideas, nos da imágenes para luego enfrentarnos a nuestra propia experiencia”.

Este texto está extraído de una entrevista a G. Martín Garzo, que expresa también una idea curiosa sobre  la lectura:  “Pero, claro, la lectura, en sí misma, tampoco tiene que ser un valor, ya que, por ejemplo, yo conozco a grandes lectores que no son buenas personas”.

Vamos que aunque Adelaide Addison hubiera leido infinidad de libros no se hubiera transformado de la noche a la mañana, y sólo por leer, en una Amelia Maugery -es un decir!-. Y ahora es vuestro turno, cuál es vuestra frase preferida -o frases, que hay muchas!- os escuchamos…

48 comments

  1. Pues, en honor a mi libro pintarrajeado, me presto a ser la segunda que comparte su frase favorita.

    He escogido ésta porque, además de ser bonita, me permite estar de acuerdo con un reverendo, y esto no me sucede a menudo 😛

    Según el reverendo Simpless, a quien Juliet menciona en su carta a Dawsey del 18 de abril, “Si nos importa mucho alguien o algo nuevo proyectamos una especie de energía al mundo, y con ella siempre llegan cosas positivas”.

    Tal vez un poco inocente, pero creo que todas las verdades lo son 🙂

    • Karmele Aguayo

      Gran frase gestáltica. En algún libro de Paulo Coelho recuerdo haber leido una parecida sobre cómo se confabula el universo cuando realmente quieres algo.

  2. fvernalte

    Durante esta semana la tertulia va de frases. Lo mismo entre tod*s reescribimos el libro;-).
    Nos leemos por aquí.

  3. andoni-iturbe-mach

    Por ejemplo…”La amistad era lo único que nos ayudaba a seguir siendo humanos” de Remy sobre su amistad con Elisabeth en el campo de concentración

  4. andoni-iturbe-mach

    John Booker a Juliet: ” Como dice Séneca, los pequeños dolores son locuaces los grandes callan estupefactos”

  5. andoni-iturbe-mach

    Juliet a Dawsey: “La mente se acostumbra a cualquier cosa, a menudo pensé en esto durante la guerra”

  6. idoiallano

    Pues a mi me ha gustado como expresan la tristeza que siente Isola por la muerte de Elisabeth: “she´s sick at heart”

  7. “Nos turnábamos para hablar de los libros que habíamos leído. Al principio, intentábamos estar tranquilos y ser objetivos, pero esto pronto se acabó, y el propósito de los que hablaban fue incitar a los demás a que leyeran el libro. Cuando dos miembros habían leído el mismo libro, podían debatir, cosa que nos encantaba. Leíamos libros, hablábamos de libros, discutíamos sobre libros, y nos fuimos cogiendo cariño unos a otros. Otros isleños nos pidieron unirse a nosotros, y nuestras veladas juntos se convirtieron en momentos alegres y animados; casi pudimos olvidar, de vez en cuando, la oscuridad exterior.”

    Esta frase resume mi manera de ver la literatura. Los libros me hacen feliz, los libros agitan mi espíritu y me ayudan a saber, los libros me protegen de lo que me hiere… por eso me gusta incitar a los demás a descubrir la maravillosa medicina para el alma que esconde un buen libro.

    Los libros también, me acercan a algunas personas y les cojo cariño e incluso cuando me diferencio mucho de alguien, si nos une el amor a la lectura, resulta que todo lo demás queda difuminado y podemos discutirlo, porque nos sentimos unidos por algo que trasciende la mera opinión, por algo que está directamente relacionado con nuestro ser más profundo.

    Esto me ha quedado muy trascendente, pero es que aquí estamos un montón de gente con vidas e historias dispares, mucho trabajo y poco tiempo, y sin embargo andamos emocionados con los mismos personajes y ansiosos de hablar de ellos… aunque no tengamos pastel de piel de patata para compartir… ¡eso es grande señor@s… eso solo lo consigue la literatura!

    • Karmele Aguayo

      Francesca, eres nuestra Elizabeth!! alguien cuya opinión, sin saber bien cómo, se acaba haciendo imprescindible.
      Brindaría por las mujeres todoterreno, pero me acabo de cargar una copa y tengo que buscar una tirita…ainssss (#noesficción)

      • Muacks!!! (es que no sé qué decir… casi que así lo expreso mejor ¿no? :oops:)

      • fvernalte

        Entre las dos me vais a quitar el tema de la próxima tertuliaaaaaaaaaaa!!!. Bueno, no pasa nada, seguid hablando, buscaré otros temas que hay muchos en la novela:-)

      • Karmele Aguayo

        Eso son muchas pistas Francisca!!

      • fvernalte

        es que era literatura y cómo la lecctura transcienden en nuestras vidas, como el artículo de Martín Garzo. Más pistas:blanco y en botella, jajaja:-)

    • Mi frase es parecida a la de Francesca. Dice ella que ‘los libros me protegen de lo que me hieren’ y añade que los libros le acercan a algunas personas.

      Está hablando de una idea de la lectura como consuelo y también como una forma de amistad. Yo comparto eso y algunos de los miembros de la Sociedad Literaria de Guernsey también. Por ejemplo, Eben Ramsey, pescador de profesión, cortador de lápidas en su tiempo libre.

      En una de sus cartas, cuenta que no era aficionado a la lectura hasta que gracias a la SL conoció que Dickens y Wordsworth pensaban en hombres como él cuando escribían. Y entonces cuenta su experiencia, lo que descubrió en los libros: dice que no tuvo palabras ni pensamientos para enfrentarse a la invasión alemana, hasta que encontró un verso de Shakespeare: “el luminoso día ha terminado y estamos destinados a la oscuridad”. Y dice en su carta (p.75) que si hubiera encontrado antes ese verso “habría encontrado consuelo de alguna manera y habría estado preparado para ir y enfrentarme a las circunstancias, en lugar de caérseme el alma a los pies”.

      Y después, en la misma carta, y antes de despedirse con un “ahora debo ir a ordeñar una vaca”, cuenta cómo en los peores momentos de la ocupación no solo encontraron consuelo solitario en los libros sino que la lectura se convirtió en algo que los mantenía unidos y, sobre todo, con esperanza en que las cosas irían mejor en el futuro: “Nos aferramos a los libros y a nuestros amigos; nos recordaban que podíamos desempeñar otro papel”.

      • fvernalte

        Curisoamente una de las pocas críticas negativas que he leído sobre esta novela, era la de que unos personajes que ordeñan vacas o cuidan cerdos escriban unas cartas tan perfectas.

  8. Karmele Aguayo

    Si algo queda claro es que Juliette dice las cosas como son, eso me gusta.

    “Un año casada con él y me habría convertido en una de esas mujeres lamentables que miran a sus maridos cuando alguien les pregunta algo. Siempre he despreciado a ese tipo de mujeres, pero ahora veo cómo sucede”

    Cómo en la frase que resaltó Andoni, da miedo pensar que uno puede acabar en situaciones que nunca pensó tolerar…

  9. mariamodregobelarra

    Pues yo, en primer lugar, querría destacar no una frase sino toda la parte referida a la profesión de librero y al gusto de Juliet por las librerías y por conocer a sus dueños, que aparece en una carta que ésta le envía a Sidney. Me encanta entrar en las librerías. Unas veces voy a por algo en concreto, pero otras, como señala Juliet, me gusta “mirar y esperar a encontrar un libro” que me llame.
    Yo, que trabajo en una biblioteca, tengo la misma suerte que los libreros “ser los primeros en hojear las noveades” y al igual que ellos también he de recomendar libros a los usuarios, “la cara siempre” me “delata” y no lo puedo evitar.
    Encuanto a una frase en concreto, voy a recordar una que aparece en la primera carta que Eben Ramsey envía a Juliet: “Nos aferramos a los libros y a nuestros amigos; nos recordaban que podíamos desempeñar otro papel”. Eben se presenta en cuatro líneas: dice de dónde es, quiénes son sus padres, a qué se dedicaban, a qué se dedica él y qué le gusta hacer en su tiempo libre, que ciertamente no es leer. Como la gran parte de sus compañeros, no estaba acostumbrado a la lectura y entra a formar parte de la sociedad para tener un lugar donde refugiarse y donde “no pensar en el comandante ni en la cárcel”. Ramsey encontró refugio y pudo empezar a pensar en las palabras de Dickens, Shakespeare o Wordsworth.

    • Estimada Mariamodregobelarra, ojalá los libreros fueran como tú dices. Estoy seguro de que alguna vez fueron así, como los libreros que describe Juliet en la página 23, capacitados para responder a las tres preguntas que suelen hacer los clientes: de qué va?, lo ha leído?, vale la pena?; y dispuestos a arriesgarse recomendando libros, lo cual implica, ay, que conocen los libros y que conocen a sus clientes. Y Juliet se atreve a decir, en el fragmento más anticuado de la novela: “un editor tendría que enviar más de un ejemplar a las librerías, para que todos los trabajadores también pudieran leerlo”.

      Ayer fui a una librería y pedí Berlín Alexanderplatz. Mi alemán no es muy bueno, pero tuve que deletrearle a la dependienta el título. Y al cabo de diez minutos de búsqueda regresó sonriente con un ejemplar de bolsillo. Lástima que fuera la versión francesa.

      Cuando fui a comprar éste de la piel de patata, pregunté en El Corte Inglés. Bueno, pues como si pidiera un libro de recetas. Y cuando finalmente encontré una dependienta más enterada me dijo: “Ah, sí. Se ha vendido mucho… pero es antiguo, tiene ya un año”.

      PS. Cuando puse mi comentario de arriba, no me había dado cuenta de que estaba citando la misma frase que has seleccionado tú, la de Eben Ramsey. ¡Celebro haber coincidido contigo, una bibliotecaria de las antiguas!

      • fvernalte

        Sabía que esto de las frases daría mucho juego. El libro está lleno de frases maravillosas, muchas de ellas como estáis comentando relacionadas con la lectura y la literatura.
        Os dejo otro enlace que me gustó sobre el poder o función de la literatura y la lectura:
        http://www.elpais.com/articulo/portada/Utilidad/ficcion/elpepuculbab/20101030elpbabpor_24/Tes

        “Si hoy me pregunto por qué amo la literatura, la respuesta que de forma espontánea me viene a la cabeza es: porque me ayuda a vivir, “escribió T. Todorov en el prólogo a su libro La literatura en peligro”.

      • mariamodregobelarra

        Hola Enrique:
        Tienes razón en lo que cuentas, pero también hay pequeñas librerías en las que todavía se atiende a la gente de una manera parecida a la que se describe en el libro. En Zaragoza tenemos la librería Cálamo, Antígona y hace unos pocos años abrieron una estupenda que se llama Los portadores de sueños. No tienen nada que ver con las grandes cadenas o con El Corte Inglés.
        También celebro que coincidamos en la frase. La verdad es que el personaje de Eben Ramsey me sorprendió mucho y me encantó.

  10. carlossanzparicio

    Un poco tarde, pero a tiempo.

    Hablando de frases, allá va la mía: pg. 18-19:
    “No hay nada que te haga sentir más sola que pasar el resto de la vida con alguien con quien no se pueda hablar, o peor, con alguien con quien no se pueda estar en silencio”

    Tela, telita, tela.
    Que nivel. Poesía en estado puro.

    Besos
    Csp

    • Esta me gusta a mí mucho, pero mucho, mucho, porque es de las cosas que nunca jamás nadie tiene en cuenta a la hora de escoger con quién pasar el resto de su vida… tampoco sé cómo podríamos saberlo de antemano… pero si se pudiera o pudiese sería infalible, como la prueba de algodón esa… ¿verdad? 😉

    • mariamodregobelarra

      Buena frase, Carlos. Me gusta mucho porque tiene toda la razón. Es difícil encontrar a alguien con quien puedas estar a gusto en silencio, sin sentirte incómodo. Pero cuando lo encuentras…

  11. Naiara

    Paré al leer una de las cartas de Amelia a Juliet (pg.119):
    “Yo también he sentido que la guerra no acababa nunca. Cuando mi hijo Ian murió…la gente venía a darme el pésame y a consolarme, y yo decía: . Qué tonteria, pensaba, por supuesto que no. Es la muerte lo que sigue…”

  12. Naiara

    “y yo decía : la vida sigue”. Jurrr que me he comido lo importante de la cuestión para que se entienda…jaja

  13. fvernalte

    Un artículo precioso que he visto en el perfil de Francesca. Es sobre Oneti, y un libro que tamibén iba de cartas.
    http://blogs.elpais.com/el_rincon_del_distraido/2010/11/borrachera-de-tristeza.html

  14. Nélida

    pag. 18 (de Juliet a Dawsey) ” Esto es lo que me encanta de la lectura, en un libro encuentras un detalle diminuto que te interesa, y este detalle diminuto te lleva a otro libro y ese te lleva a un tercer libro. Es matemáticamente progresivo; sin final a la vista y sin otra razón que no sea por puro placer”. Yo voy detrás de Ensayos escogidos de Elia de Charles Lamb, en esta ocasión mi detalle diminuto es que casualmente mi hija se llama Elia, pero casi siempre me pasa! y acabo con un montón de listas adjuntas, aunque desgraciadamente nunca leo todas me sentí reflejada.

    • carlosbarcina

      Esa es buena. Te puedes meter en una vorágine de datos y de lecturas y terminar un poco “freak”.

      • carlosbarcina

        Lo que me atrajo de este libro precisamente era otra historia que había leido hacia tiempo sobre un ilustre habitante de Guernsey.

        Durante las guerras carlistas un grupo de jovenes soldados procedentes de la isla de Guernsey se alistaron en la Legión extranjera para probar suerte y hacer fortuna. Algunos de ellos terminaron su vida en la colina de Aiete en Donostia y desde entonces reposan en un lugar romántico donde los haya; el cementerio de los ingleses de Urgull.

        Otra estupida historia de guerra….

      • Nélida

        Yo no había oido hablar nunca antes de Guernsey, he de confesar que tuve que buscar un poco de historia y geografía y que me asombró descubrir lo bonita que era la isla

      • fvernalte

        yo también miré en la wikipedia para conocer un poco esa isla.

  15. Nélida

    Y hay una frase genial de juliet que tengo que nombrar porque entre mis amigos/as ha dado mucho juego “la primera regla del cotilleo es llegar de manera indirecta”

  16. Carlos Sanz

    Que grande Neli, la frase del cotilleo, digo. Csp

  17. carlosbarcina

    Will Thisbe: ¿No es significativo que conozcas tu alma por lo que dicen los demás en lugar de por ti mismo?(..) Si puedo creer por mi mismo que tengo un alma, entonces puedo escuchar, yo sólo, lo que me dice.

    • idoiallano

      No sé pero para mí que vas a acabar, Carlos, en la hoguera o como Galileo, teniendo que negar y afirmar al mismo tiempo porque de ahí a meterte en discusiones teológicas no hay ná 🙂
      Pero qué buena la frase y la reflexión solipsista que se monta

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: